Cerrar publicidad
Cerrar publicidad
ESPECIAL Coronavirus en Chile: casos confirmados, muertes y últimas noticias ver más

Nacional

Licencias, seguro de cesantía y nuevos trabajadores: los problemas en el Bono Clase Media que el Gobierno no consideró

Como el aporte económico del Gobierno se calcula en base a los registros del SII de 2019, parte de la población quedó fuera del beneficio pese a que han visto disminuido sus recursos en los últimos meses.

Licencias, seguro de cesantía y nuevos trabajadores: los problemas en el Bono Clase Media que el Gobierno no consideró
Por 4 de Agosto de 2020

Si bien las solicitudes para acceder al Bono Clase Media comenzaron el sábado, a menos de 24 horas de entrar en vigencia la propuesta en el Servicio de Impuestos (SII) las personas empezaron a presentar problemas tanto por dificultades para acceder al formulario o por no estar considerados en el beneficio.

Más allá de las fallas técnicas en el sitio web del SII, el mayor problema registrado tiene que ver con que el aporte económico del Gobierno se calcula en base a los registros del SII de 2019. Esta situación dejó a parte de la población fuera del beneficio pese a que han visto disminuido sus recursos. Entre ellos están:

  • mujeres con prenatal en 2019
  • madres con postnatal en 2019
  • trabajadores con licencias médicas en 219
  • trabajadores que se incorporaron recientemente al mercado laboral
  • personas desvinculadas en julio de 2020

Lo que dice la ley

El sábado se publicó en el Diario Oficial la Ley N°21.252, normativa que permite a las personas solicitar un aporte económico, por una sola vez, entre el 1 y el 31 de agosto. Este aporte es el conocido como Bono Clase Media.

El beneficio va dirigido a las siguientes personas que que hayan tenido ingresos formales en 2019 iguales o mayores a $400 mil y menores o iguales a $2 millones y cuyos ingresos formales del mes de julio de 2020 hayan registrado una disminución de al menos un 30%.

  • Trabajadores dependientes que estén
    • acogidos al Seguro de Cesantía
    • pactado disminución de jornada laboral
    • pactado disminución de remuneración
    • se encuentren cesantes actualmente
  • Empresarios individuales
  • Trabajadores independientes

Sin embargo, el problema al momento de llenar el formulario para el Bono Clase Media fue las diferencias entre qué entienden las personas por “ingresos formales” con lo que establece el SII, ya que estos no sólo se refieren al sueldo.

Si bien el diccionario tributario del SII no especifica el concepto de “ingreso” o “ingreso formal”, la solicitud para el Bono Clase Media pide al usuario indicar su renta tributable de julio de 2020.

Se entiende como “renta tributable” el sueldo bruto sumado a todas las asignaciones que sean sujetas a impuesto, pero descontando las cotizaciones previsionales (AFP) y de salud (Fonasa o Isapre) sean obligatorias o voluntarias.

Prenatal, postnatal y licencias

Como el SII considera el promedio de renta de 2019 para calcular si la persona puede postular al Bono Clase Media, aquellas personas que tuvieron licencias médicas extensas fueron víctimas de un problemas inesperado: las licencias médicas no se consideran renta.

En la práctica, esto significó que las personas con una licencia médica de meses -como puede ser un prenatal, un postnatal o una licencia por una enfermedad grave- no aparecen con un “sueldo”, ya que ese dinero no lo paga el empleador.

Esto implica que, aunque la persona siguió contratada en 2019, recibió el dinero equivalente a su remuneración y tuvo una disminución en sus ingresos en 2020, el SII no considera lo que pagó Fonasa o la isapre para el promedio de renta, el que tiene que ser superior a $400 mil para poder acceder al bono. En cambio, si la licencia aparecería como sueldo, estas personas sí calificarían al tener una disminución de ingresos de al menos 30%.

Antiguos y nuevos cesantes

Otro grupo de personas que tuvo problemas para acceder al Bono Clase Media fueron los antiguos cesantes, aquellos que lograron encontrar trabajo hace menos de un año, pero no lograron obtener el promedio mínimo de renta para acceder al beneficio.

Por ejemplo, si una persona comenzó a trabajar en septiembre de 2019, solo recibió remuneración durante cuatro meses. El SII considera los 12 meses del año para el promedio. Esto quiere decir que el sueldo recibido en cuatro meses se divide en 12 meses para sacar el promedio anual.

De esta forma, aunque el usuario esté contratado o haya sido despedido, y su ingreso haya caído en 30% o más, no podrá postular al bono por no tener la renta promedio exigida ($400 mil).

A ellos se le agregan los “nuevos cesantes“, personas que o perdieron su trabajo y están utilizando su saldo del Seguro de Cesantía o aquellos que fueron desvinculados en el mes de julio de 2020.

En el primer caso, si el monto del Seguro de Cesantía recibido en julio es superior al 70% del sueldo que la persona recibió como en promedio en 2019, no tendrá derecho al bono.

En tanto, las personas que fueron desvinculadas en julio de 2020, pese a haber perdido su trabajo, aparecerán con sueldo completo en el último mes. Esto quiere decir que, aunque la persona haya quedado cesante, recibió una remuneración y no ha visto disminuido sus ingresos.

Confusión en el formulario

Por último, un de los problemas generalizados de las personas que intentaron solicitar el Seguro de Cesantía fue el llenar correctamente el formulario.

El instructivo del SII -que no se encuentra en la misma página que la solicitud del bono- indica que si la persona recibió en julio el Seguro de Cesantía y una remuneración reducida, esos montos se deben sumar.

Entonces, si el la remuneración bruta fue, por ejemplo, de $450.000 y el seguro de $268.980, el monto a ingresar en el formulario respecto a los ingresos es $718.980.

Sin embargo, muchas personas al encontrarse cesantes, escribieron “$0”, esto ya que no reciben una remuneración o sueldo, sin considerar si estaban recibiendo el Seguro de Cesantía.

Respecto a esta situación, Carolina Saravia, subdirectora de Fiscalización del SII, explicó que si una persona que sí tuvo una baja del 30% en su sueldo de julio y se equivocó al colocar un $0, recibirán de igual forma el bono.

En cambio, si alguien rellenó el espacio con un $0, pero sus ingresos no bajaron al considerar lo que recibe por el Seguro de Cesantía, “el bono a la clase media no le corresponde” y si lo recibe, tendrá que devolverlo.

Respuesta de Hacienda

EL DÍNAMO se contactó con el Ministerio de Hacienda para consultar sobre los problemas que habían reportado los usuarios. Desde la secretaría de Estado indicaron que se estaban recopilando los datos, declinado dar una vocería oficial hasta tener un catastro de los problemas con el Bono Clase Media.

Fue pasadas las 22:00 horas del lunes cuando el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, señaló a través de las redes sociales que “hoy hemos corregido errores que permitirán a muchas personas rechazadas acceder al bono reingresando a la web”.

“Entre los problemas resueltos está la corrección de datos aportados por la AFC, para el mes de julio, respecto a trabajadores cesantes y suspendidos, también los casos de personas con 2 o más empleadores y lo que corresponden a quienes tienen régimen tributario de zonas extremas”, detalló.

Junto con ello, anunció que “trabajamos  en soluciones para dos grupos: trabajadores con licencia y para quienes tuvieron trabajo formal solo algunos meses de 2019. De todas maneras se habilitó un formulario de orientación para quienes tengan dudas respecto a su caso particular”.

“Entiendo la frustración que ha significado para algunos los problemas generados en los casos señalados y que pueden ocurrir en procesos masivos como este. Como les he comentado eso está resuelto para algunos y en vía de solución para otros”, concluyó Briones.

Relacionados

Comenta