Cómo cayó el supuesto autor intelectual del crimen del empresario de Concón

En mayo pasado, un sicario golpeó la puerta del hombre de 60 años y le disparó a sangre fría en la cabeza.

Cómo cayó el supuesto autor intelectual del crimen del empresario de Concón
Por

Tres meses han pasado desde que un sicario tocó la puerta de la casa de Alejandro Correa, y le disparó en varias oportunidades a sangre fría, provocando su muerte.

El crimen del empresario de Concón causó gran impacto en la comuna y a nivel nacional. Sólo durante las últimas horas se lograron reunir más antecedentes para esclarecer el contexto en el que se ejecuta el homicidio. Todo esto, tras la detención de quien sería la mente detrás de todo el plan: Renato López.

Durante su formalización, se dieron a conocer una serie de pruebas y evidencias que demostrarían que López López, quien era representante de la empresa Rellenos Controlados R y A SpA, ofreció cerca de 5 millones de pesos al sicario colombiano Víctor Gutiérrez.

“El tribunal hará lugar a la petición del Ministerio Público de decretar la prisión preventiva como medida cautelar para el imputado Renato López Fuentes, toda vez que estima que es la única medida que efectivamente podría cautelar los fines del procedimiento en esta causa en particular”, señaló la magistrada tras la audiencia.

López se convirtió en el cuarto detenido por este hecho, ya que el primero fue Gutiérrez; luego la pareja de éste, Melissa Palma Valdés; y Claudio Riveros Canales, el chofer del taxi en el que se desplazó el sicario.

Planificando un crimen

Según los antecedentes del Ministerio Público, el conflicto entre López y Correa se gestó varios meses antes del homicidio y tuvo como motivo principal la disputa por unos terrenos que eran de propiedad del empresario asesinado, y que estaban siendo utilizados por López.

En septiembre de 2019 Correa  presentó, junto a otras personas, una demanda por comodato precario, por la ocupación ilegal de los terrenos ubicados en la comuna de Quilpué.

En la acción legal se acusaba que pese a que insistentemente se le pidió a la empresa de López desocupar el terreno, éstos se negaron. Por lo que se tomó la decisión de llevar la discusión hasta la justicia.

Sin embargo, las cosas no mejoraron en el sector de propiedad de Alejandro Correa, ya que cuatro días antes de su muerte, éste interpuso una denuncia en la Fiscalía Local de Quilpué por un nuevo ingreso ilegal a sus terrenos.

En ésta última denuncia, la víctima señaló que “terceros ingresaron a terrenos de mi propiedad y están marcando sitios y comenzando a construir”.

Tras esta serie de conflictos, López decide ponerse en contacto con Gutiérrez, más conocido como “El Parce”, a quien le entrega en una nota todos los datos necesarios para encontrar y dar muerte a la víctima.

Sin embargo, la comisión del delito necesitaba una planificación más profunda, y que involucrara a más actores con el fin de irse del lugar sin dejar huellas, ni pruebas que pudiesen posicionarlos como ejecutores del hecho.

El 17 de mayo, “El Parce” contrató como conductor a Claudio Riveros, con quien recorrió el sector cercano a la vivienda del empresario de Concón, con el fin de facilitar el crimen. En aquella oportunidad, la pareja del sicario grabó con su teléfono celular los alrededores de la casa para tener un registro del lugar.

A la mañana siguiente, a eso de las 8:15 horas, el vehículo de Riveros llegó hasta el frontis de la casa ubicada en el sector Bosques de Montemar, y tras golpear la puerta, solicitó hablar con Correa, asegurando que era un trabajador de un inmueble vecino.

Tras irse sin éxito, el hombre regresó junto a su chofer a eso de las 9:40. En esta segunda oportunidad, el sicario encontró al empresario en las afueras de la vivienda, se aproximó y le disparó directo en la cabeza. Posteriormente intentó disparar contra  un hombre que se encontraba con la víctima.

“El Parce” se subió nuevamente al vehículo y huyó del lugar. El sicario le entregó su parte del dinero a Riveros y le encargó ocultar y desaparecer el arma. Finalmente, y concretado “el trabajo” se contactó con López, quien aún no le pagaba la totalidad del dinero acordado.

El sicario, su pareja y el conductor fueron detenidos el 21 de mayo por la Policía de Investigaciones (PDI), sin embargo los involucrados no habían proporcionado antecedentes para dar con el paradero de López.

El fiscal, Stefan Kramar sostuvo tras la audiencia que “el Ministerio Público llegó a la conclusión con las pruebas que se presentaron que Renato López sí realizó un pago a Víctor Gutiérrez en un monto que no estamos en condiciones de precisar, pero que sí son de varios millones de pesos”.

En relación a cómo se logró conectar a López con el crimen del empresario de Concón, el persecutor indicó que finalmente se halló la nota escrita con de puño y letra por el imputado, en la que entregaba todos los antecedentes de la víctima.

Tras considerar que Renato López era un peligro para la sociedad, y ante los antecedentes expuestos en la instancia, se acogió la solicitud de la fiscalía y el imputado deberá esperar en prisión preventiva la resolución del caso.

Asimismo, se decretaron cinco días de investigación, debido a que el 24 de agosto se llevará a cabo una audiencia de ampliación de plazo debido a la agrupación de causas que involucra a los otros imputados involucrados en el caso. 

Más Nacional

Últimas noticias

Populares

Recomendados