Los detalles del nuevo retiro del 10% y qué tan factible sería su aprobación

Mientras algunos legisladores del oficialismo no apoyarían la propuesta, como sí ocurrió con el primer retiro, desde la oposición aseguran que esta medida de presión se hace necesaria ante la pasividad que estaría mostrando La Moneda.

Por
Los detalles del nuevo retiro del 10% y qué tan factible sería su aprobación
Compartir

A través de una reforma constitucional transitoria, la diputada del Partido Humanista, Pamela Jiles, busca permitir un nuevo retiro del fondo de pensiones por parte de los afiliados, una propuesta que fue bien recibida por algunos miembros de la oposición, como Gabriel Silber (DC), Loreto Carvajal (PPD), Jaime Mulet (FRVS) y Luis Rocafull (PS), con quienes conformó la llamada Bancada del 10% 2.0.

A diferencia de la modificación legal que lo antecedió, según explicaron quienes la apoyan, esta nueva medida busca poner los fondos previsionales a disposición de los afiliados ante necesidades futuras, como otra pandemia. Además, considera establecer un mecanismo de restitución de fondos, donde sea el Estado quien ponga recursos para aminorar la carga sobre los ahorros de los ciudadanos.

Sin embargo, al igual que la vez anterior, esta propuesta ha generado resquemores en el oficialismo y el Gobierno, desde donde aseguraron que produciría un enorme impacto en el sistema de pensiones de todos los chilenos. Críticas que han hecho a varios cuestionarse cuál es la factibilidad de un nuevo retiro.

Si bien desde la oposición reconocen los riesgos, también afirmaron que con la crisis económica actual que viven miles de familias no quedan muchas opciones.

El diputado y jefe de bancada del Partido Socialista, Luis Rocafull, contó a EL DÍNAMO que la idea surge porque “los parlamentarios vemos cómo la crisis económica ha calado muy fuerte en la gente más pobre”.

“Frente a este problema, sé que la ayuda del Gobierno ha sido un gran esfuerzo, pero no es suficiente para satisfacer las mínimas demandas de las personas. Mi distrito queda en Arica y veo cómo han proliferado las ollas solidarias, pero también, como muchas sedes sociales hacen pan para entregar a sus pobladores que no tienen para comer”, continuó.

Nuevo retiro del 10% sin apoyo oficialista

En lo político, la medida recién comienza a discutirse al interior de la oposición, donde Pamela Jiles está liderando las tratativas para convencer a más parlamentarios. Sin embargo, fuentes del oficialismo aseguraron que este nuevo retiro del 10% no contaría con la misma suerte del primero y sería desechado por todo el sector, incluso por quienes lo apoyaron la primera vez.

Entre ellos se cuenta a los diputados UDI Pedro Álvarez-Salamanca, Sandra Amar, Álvaro Carter, Cristhian Moreira y Virginia Troncoso. También a los militantes de RN Leonidas Romero, Andrés Celis, Eduardo Durán, Ramón Galleguillos, Jorge Durán, Aracely Leuquén, Hugo Rey y la diputada independiente cercana al oficialismo, Érika Olivera.

Precisamente esta última reveló a EL DÍNAMO que si bien, “aún falta” para que las medidas económicas lleguen a todos los segmentos de la población, “tengo la esperanza que no sea necesario un segundo retiro y seamos capaces de responder a las necesidades de nuestra gente”.

“A mí me parece que además de la ayuda directa a las familias, los recursos deben focalizarse en reactivar la economía y en generar empleos. Los pequeños empresarios y las pymes son la clave porque ellos generan dos de cada tres puestos de trabajo en Chile, lo que se traduce en más de 5,3 millones de empleos”, continuó la diputada Olivera.

Desde la UDI, en tanto, el diputado y miembro de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, Juan Antonio Coloma, dijo a EL DÍNAMO que con un nuevo retiro del 10% la oposición estaría incumpliendo con lo acordado durante el primer retiro cuando “señalaron que sería por una única vez y de manera excepcional”.

“En vez de estar buscando votos y el respaldo ciudadano, la oposición debería reconocer que el retiro de los fondos permitió que los trabajadores asumieran como propios los recursos que están en las AFP, y por lo tanto, debieran garantizarles ese derecho y no seguir presentando proyectos populistas como este nuevo retiro del 10% o el que busca nacionalizar los fondos de pensiones, que como todos sabemos, son de propiedad de cada persona”, argumentó Coloma.

Respecto a una mayor inversión por parte del Estado en un fondo solidario que absorba parte del impacto de las cuentas del afiliado, Juan Antonio Coloma dijo que “se trataría de una medida sumamente regresiva”.

Según planteó Coloma, “quienes pudieron retirar $4 millones, que por lo general fueron las personas que no han tenido lagunas durante su vida laboral, el Estado les estaría devolviendo ese mismo monto a costa de todos los chilenos. Pero si una persona pudo retirar sólo $500 mil o menos, que fue el caso de los más vulnerables, el Estado simplemente les estaría devolviendo menos, discriminándolos en todo sentido”.

“Es una medida de presión”

Debido a las críticas surgidas en torno a la iniciativa, algunos miembros del oficialismo han acusado que sólo se busca presionar al Gobierno para aprobar otros beneficios y medidas relacionadas a la pandemia.

Una teoría con la que el propio diputado socialista Luis Rocafull coincidió. “Le doy todo el mérito a ese descubrimiento del oficialismo. Porque por supuesto que sabemos, sabemos que no es ningún beneficio sacarle a la gente ahorros de años para poder asumir el costo de la pandemia”, indicó.

Luego detalló que lamentablemente “la gente ha tenido que asumir el costo de la pandemia, las regiones igual”, pero “ante la mirada economicista del Gobierno, por supuesto que es una medida de presión. Si la gente no tuviera necesidades no presionaría”.

La idea, de acuerdo al jefe de bancada en la Cámara Baja del PS, sería “decirle al Gobierno ‘yapo, usted vio el daño que se provocó con el primer retiro’. Se le puede provocar un segundo daño a la gente, entonces necesitamos que el Estado se ponga y busque un plan de recuperación de estos recursos”.

Una frase que no fue bien recibida en la UDI, donde el diputado Coloma cuestionó en duros términos la “forma de hacer política” que estaría ocupando la oposición.

“Qué bueno que la oposición comience a reconocer cuáles son sus verdaderas intenciones y transparenten la inconsecuencia en su forma de actuar, porque cuando el gremio de los camioneros les suplicó que tramitaran con mayor rapidez trece proyectos de ley, reclamaron diciendo que no legislaban bajo presiones”, aseguró Coloma.

“Sin embargo, ahora con total liviandad admiten estar presionando al Gobierno con proyectos como este”, precisó el diputado gremialista.

Similar a lo que opinó Erika Olivera. Según la ex deportista nacional, “no creo que el Gobierno necesite más presiones”, ya que “la crisis sanitaria y económica han puesto en dificultades a todas las naciones. Por supuesto que debemos mejorar la focalización de los recursos y como ya lo dije, eso va por el lado de reactivar la actividad económica sobre todo de los emprendedores, allí está la clave”. 

Más Nacional

Últimas noticias

Populares

Recomendados