Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

U. de Chile inicia tratamiento de plasma con alto nivel de anticuerpos en pacientes con COVID-19

El proceso iniciado en el Hospital Clínico de la casa de estudios busca mejorar la condición de los pacientes y reducir la mortalidad.

U. de Chile inicia tratamiento de plasma con alto nivel de anticuerpos en pacientes con COVID-19
Por 15 de Septiembre de 2020

La Universidad de Chile anunció durante este martes que dio inicio a un tratamiento experimental que busca recolectar plasma convaleciente con alto nivel de anticuerpos, con el que se busca mejorar las condiciones de salud de los pacientes graves con COVID-19.

Desde hace meses, el equipo a cargo del doctor e investigador del Hospital Clínico de la casa de estudios, el académico Milton Larrondo, viene trabajando en la recolección de plasma. Finalmente, la semana pasada se concretó la primera extracción, proveniente de un hombre recuperado de coronavirus. Se espera que en los próximos días se sumen más personas como donantes en el proceso.

“Este es el tratamiento ideal ante la inexistencia de una vacuna efectiva y segura. (…) usar el plasma convaleciente, donde existen anticuerpos protectores de alta afinidad, contra el virus y, además, usado precozmente, pueden neutralizar la infección, evitar el daño al epitelio respiratorio, mejorar la condición del paciente y, por supuesto, reducir la mortalidad”, señaló Larrondo.

Por la recolección del plasma alto en anticuerpos, el académico explicó que “somos mucho más selectivos y exigentes en la selección del donante de plasma convaleciente que debe cumplir un título alto de anticuerpos contra el coronavirus”.

El procedimiento de la Universidad de Chile requiere un protocolo clínico, consentimientos informados para donante y paciente y su aprobacion por el Comité de Etica. Cualquier persona puede participar, cumpliendo los requisitos que se establecen para la donación de sangre. “Le hacemos estudios de marcadores de infección, serológico, VIH, hepatitis, entre otros”, afirmó Larrondo.

“La idea es que (el donante) tenga una buena cantidad de anticuerpos denominados anticuerpos de clase inmunoglobulina G, (IgG) ese anticuerpo tiene que haber sido generado en alto título contra la proteína S del virus para seleccionarlo como donante de plasma ya que niveles altos se correlacionan con alto título de anticuerpos neutralizantes, que son justamente los anticuerpos protectores que eliminan el virus”, precisó.

La muestra extraída en el paciente recuperado se congela y se almacena hasta que sea requerida para un enfermo que tenga insuficiencia respiratoria, con baja saturación de oxígeno, y cumpla los criterios de inclusión.

La eficacia del tratamiento depende principalmente de lo precoz de la detección de los síntomas graves, ya que en un uso tardío, en un paciente crítico, ya con falla respiratoria que ha requerido ventilación mecánica, no tiene el rendimiento requerido.

Relacionados

Comenta