Diputado Juan Luis Castro: “Las reuniones familiares pueden transformarse en un gran brote”

De acuerdo al legislador y ex presidente del Colegio Médico, el "18" será una prueba de fuego para los chilenos porque habrá niveles de movilidad inéditos para el contexto de pandemia. También criticó el momento en que ocurre la acusación constitucional a Mañalich.

Diputado Juan Luis Castro:
Por

Sin fondas, ni grandes eventos, la celebración de Fiestas Patrias en todo Chile será distinta a lo que estábamos acostumbrados. Así incluso lo planteó el Gobierno, desde donde elaboraron el plan “Fondéate en tu Casa” para permitir algunos desplazamientos e incentivar la celebración en el hogar. Sin embargo, de acuerdo a expertos y miembros de la oposición, ni siquiera estas medidas podrán garantizar que nadie se infecte de COVID-19 para el “18”.

Una visión que el diputado y ex presidente del Colegio Médico entre 2002 y 2008, Juan Luis Castro (PS), comparte. Según dijo el legislador en entrevista con EL DÍNAMO, para dimensionar el impacto de las reuniones es bueno recordar el caso de Punta Arenas, donde tras superar el primer brote, siguen estando dentro de las localidades con mayor número de casos activos en el país.

De hecho, según datos del Ministerio de Salud, el martes la Región de Magallanes registró 1.326 casos activos, siendo sólo superada por el Maule (1.360), Valparaíso (1.375), Biobío (2.022) y la Metropolitana (4.301).

Para el diputado Juan Luis Castro, el rebrote de Punta Arenas, que habría sido más impactante que el contagio inicial, “no nació por el turismo o de los barcos, sino de brotes familiares”.

“Si miramos a Punta Arenas con atención debiese darnos una experiencia: que reuniones familiares de grupos no tan grandes pueden transformarse en un gran brote si no hay control sobre ello”, afirmó el legislador.

-¿Seguimos en una fase crítica de la pandemia?

-La situación en Chile es de una endemia alta, eso significa que la curva de bajada después del peak se estacionó y se comporta como una meseta, con cifras del orden de los 2 mil casos diarios. A nivel global puedo decir que nuestro país no está teniendo una caída significativa, sino un estado de permanencia del virus con rebrotes en varias regiones.

-¿Y el plan “Fondéate en Casa” no ayuda?

-Hay incertidumbre respecto a lo que ocurra con Fiestas Patrias, que es un fenómeno incierto respecto a su manejo, control y grados de movilidad de la población. La autoridad fue confusa y luego débil en la fiscalización, donde todos sabemos que es muy difícil que la autoridad vaya a las casas, es casi imposible que haya un control de hogares y, por lo tanto, el aforo que pusieron para las comunas en fase II es poco confiable. Lamentablemente todo está centrado en el autocuidado.

-¿Usted hubiese optado por restringir reuniones y movilidad en todas las comunas?

-Para mí las comunas en fase I y II son las más riesgosas y las habría mantenido sin innovar. Eso significa que las cuarentenas de todos los días se mantienen igual sin ningún tipo de cambio. A las de etapa II no les habría abierto la puerta, como va a ocurrir, con al traslado de personas, aunque sea con este permiso de cinco personas porque las movilidades van a ser infinitamente mayor a eso. En las etapas III y IV habría permitido aforos muy pequeños como los que se dan hoy para la etapa II, o sea, de cinco a diez personas. Son más de 130 comunas en fase III y IV, pero son comunas más pequeñas.

Acusación constitucional contra Mañalich

A fines de mayo del 2020 el ex ministro, Jaime Mañalich, vivía uno de los momentos más tensos a cargo del Ministerio de Salud. Además de ciertas inconsistencias en el conteo de fallecidos, la oposición pedía a gritos su salida.

Uno de ellos fue el diputado Juan Luis castro, quien según dijo, no está arrepentido de haber pedido la renuncia de Mañalich, la cual se concretó dos semanas después. Sin embargo, tampoco estaría dispuesto a validar la acusación constitucional contra el secretario de Estado que iniciaron al filo del plazo -vencía este domingo- parlamentarios como Claudia Mix (Comunes).

Castro aclaró que pese a no ser “un adherente de la gestión de Mañalich, ni he hecho elogios de su gestión durante la pandemia”, el libelo acusatorio en su contra llegó en un momento “políticamente poco oportuno”.

“Si a mí me preguntan, Mañalich tiene todos los méritos de haber cometido irresponsabilidades. Por eso iniciamos tres comisiones investigadoras en la Cámara de Diputados que van avanzando bien respecto a los errores administrativos y ocultamiento de información, pero otra cosa es usar el instrumento de acusación constitucional”, declaró.

-¿A qué se refiere con que “se está usando el instrumento”?

-A mi modo de ver, se está haciendo a destiempo para una autoridad que ya dejó el cargo de ministro, y por lo tanto, no tiene efecto la destitución, que es la medida inmediata más certera de la acusación constitucional. Políticamente es un momento poco oportuno porque genera polémicas y divisiones dentro de la misma oposición.

-¿Tiene futuro la acusación constitucional contra Mañalich?

-No se tienen los votos asegurados para que sea viable, y por tanto, se transforma en un ruido que no despeja el camino para el plebiscito. No es sólo mi opinión, sino de toda la bancada del PS, donde no consideramos oportuno y necesario usar ese instrumento para buscar al ex ministro de Salud. Más nos interesa el rol que ha tenido el Presidente de la República con dos ministros, y por eso estamos avanzando en investigaciones -en la Cámara Baja- de esa responsabilidad.

Los errores y aciertos de todos los sectores durante la pandemia

Tras casi 200 días desde que el Ministerio de Salud dio a conocer el primer caso positivo de COVID-19 en Chile, el diputado Juan Luis Castro consideró que es un buen momento para hacer un balance transversal de cómo se han comportado los diferentes actores como el Colegio Médico, Congreso, la sociedad civil y otros países en torno a la pandemia.

Por ejemplo, revivió la propuesta del centro de estudios Espacio Público que durante la quincena de junio, cuando los casos de COVID-19 alcanzaron su peak en Chile, recomendaron al Gobierno realizar una hibernación total en la Región Metropolitana.

Por esos días, Juan Luis Castro calificó ante los medios de comunicación de un “error” la negativa por parte de La Moneda. Postura que pese al impacto económico del COVID-19 mantiene porque “se habrían evitado más muertes y acortado los tiempos de cuarentenas”

-En términos prácticos, ¿qué habría significado “hibernar” para la RM?

-Si se hubiese adoptado una estrategia de hibernación hubiese sido más dura, pero más corta. En cambio, Santiago estuvo casi cinco meses en cuarentena y aún dura en varias de sus comunas. Ha sido un proceso muy lento y muy incierto respecto a los niveles de retorno a cuarentena (…) hubo dos millones de chilenos durante las cuarentenas parciales de Santiago que se movían todos los días porque tenían que salir a ganarse la vida. Por algo han pasado más de cinco meses para que Santiago comience a salir. Era una iniciativa razonable en un momento crítico, donde se podía aplicar una medida crítica.

-Y respecto al Colegio Médico, ¿le ha gustado la dirección de Izkia Siches?

-El Colmed ha tenido dos etapas. En la primera -con Mañalich- hubo una dura confrontación pública con distintos momentos de alta tensión y descalificación desde ambas partes (…) con Paris he visto más cautela del Colmed, probablemente porque es un ex presidente de la orden. También porque abrió las puertas al diálogo. El Colegio Médico ha sido más cauto en expresar sus críticas y se ha opuesto menos como ocurrió con Mañalich. El Colmed se ha situado en un aspecto más técnico y no en la arena pública de algo más político.

-Respecto a nuestro países vecinos, usted dijo que la gestión de Argentina era mejor que la chilena en varias ocasiones. Pero actualmente viven un estado más crítico de la pandemia que Chile.

-Tuvieron un primer puntapié muy bueno, muy contundente, pero eso generó un cansancio y agotamiento, quedando atrapados en una cuarentena con la esperanza de que por sí sola les permitiera salir. La virtud de Argentina fue cuarentenar de forma drástica a la población desde el inicio. Lo que no supo hacer Argentina fue prolongar de una manera debida la cuarentena sin una política pública destinada a que las personas no se fatigaran por una cuarentena crónica de muchos meses sin ayuda del Estado.

-¿Y el Congreso chileno? El diputado Raúl “Florcita” Alarcón puso sobre la mesa el consumo de dióxido de cloro, lo que no tiene ningún fundamento científico.

-Florcita ha estado en diálogo permanente conmigo y me ha planteado desde un principio sus inquietudes respecto al dióxido de cloro. Yo le he dicho que la evidencia científica no apoya el dióxido de cloro para consumirlo. El cloro es un buen desinfectante para superficies pero no para ingerirlo. Él no hace un llamado, él cuenta su testimonio y propia creencia.

-Pero es una autoridad, ¿no cree que debió haber pensado más en la influencia que ejerce sobre la gente?

-Florcita tiene una opinión distinta al respecto, él ha confiado en el producto, me ha dicho que lo ha ingerido. Conversamos siempre, esta mañana lo hicimos, yo gentilmente le di mi opinión que no es a favor, pero es una opinión personal de él. Sin descalificar a Florcita porque tiene derecho a tener un planteamiento, me parece que la ciencia todavía tiene mucho qué decir de los métodos para combatir el virus antes de que llegue la vacuna, sobre todo en los ambientes donde están las personas. 

Más Nacional

Últimas noticias

Populares

Recomendados