Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

La reunión del PC para tratar división interna ante violaciones de los DD.HH. en Venezuela

Mientras desde la centroizquierda cuestionan la realización de primarias con Jadue, en el PC quieren seguir con las conversaciones.

La reunión del PC para tratar división interna ante violaciones de los DD.HH. en Venezuela

La cúpula del PC durante el homenaje a Salvador Allende.

Por 22 de Septiembre de 2020

La violación de los derechos humanos en Venezuela y si el régimen de ese país es una dictadura o una administración democrática son temas relevantes para el Partido Comunista (PC) chileno desde hace varios años. Por ello, no fue ninguna sorpresa que el informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde se acreditan este tipo de delitos, generara conflicto en la colectividad.

La polémica fue tal que a eso de las 15.00 horas de este lunes se realizó vía telemática una nueva reunión de la Comisión Política del Partido Comunista, donde además de conversar respecto a los contenidos que debería tener la Constitución, de ganar el Apruebo durante el plebiscito del 25 de octubre, se debatió en torno al informe creado por la ONU.

En la reunión participaron algunos miembros de la directiva nacional como el presidente del partido, Guillermo Teillier, y el secretario general, Lautaro Carmona. También parlamentarios como Daniel Núñez, Karol Cariola, Hugo Gutiérrez y la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro.

División en el PC por el informe de la ONU

Ya en la previa se aparecieron voces disonantes en el Partido Comunista. Mientras el conglomerado envió una declaración pública para poner en duda el documento de la ONU, las diputadas Camila Vallejo y Carmen Hertz, cuestionaron las violaciones a los derechos humanos sin importar la nación de dónde provengan.

Por ejemplo, Hertz indicó a los medios de comunicación que “condeno todas las violaciones de DD.HH., con mayor razón cuando son crímenes internacionales“. En tanto, Vallejo aseguró que “las violaciones a los derechos humanos son intolerables y no pueden quedar impunes ni en Venezuela ni en Chile”.

Antecedentes que fueron considerados durante el debate de los comunistas. Sin embargo, según reveló uno de los asistentes a EL DÍNAMO, no existió ningún tipo de reprimenda o cuestionamientos contra Hertz y Vallejo, ya que se interpretó a nivel general que ambas opiniones de las parlamentarias no buscaban desacreditar al partido, sino que eran de carácter personal.

En tanto, dirigentes del PC como Guillermo Teillier y Lautaro Carmona insistieron en que el informe de la ONU no sería en realidad un documento validado por todo el organismo. Primero porque la misión a Venezuela fue aprobada por sólo 19 representantes de la ONU de un total de 193, según alegaron.

Además, desde el Partido Comunista explicaron que la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, aún no valida el contenido del informe, el cual debe ser discutido junto a otros representantes del organismo entre el 24 de septiembre y el 2 de octubre de este 2020.

Al respecto, el diputado y miembro de la Comisión Política, Daniel Núñez, complementó la versión de la directiva y aseguró a EL DÍNAMO que la violación a los derechos humanos en Venezuela sería “una situación que el propio Gobierno de ese país asumió y que ha ocurrido entre 2017 y 2020”, lo que, “en el PC no hemos desconocido en ningún momento”.

“La crítica generalizada que hemos hecho los comunistas y que se dijo durante la reunión, es que el informe no hace ver las agresiones que ha recibido Venezuela como el ingreso de grupos paramilitares, los intentos de asesinato al Presidente, intentos de golpismo, todos hechos comprobados. Es un informe parcial porque no reconoce ninguna de las gestiones que hace el Estado, sino que sería una política institucional la violación a los derechos humanos, de parte de ese Estado, lo que no compartimos”, agregó Núñez.

La candidatura de Jadue y acuerdos con la oposición siguen vigentes

Otro de los afectados por la división interna del PC fue Daniel Jadue -la principal carta presidencial de los comunistas- quien tras la polémica desatada entre el partido y algunos representantes, fue cuestionado por no referirse a la violación de los derechos humanos en Venezuela en un comienzo.

Sobre todo porque algunos miembros de la centroizquierda, como el diputado Matías Walker (DC), aseguraron que con esto, “el PC renuncia, en la práctica, a una candidatura de Jadue, al menos con el apoyo de toda la oposición, y sepulta su tesis de que vamos todos a la primaria y que quien gane impone el programa”.

Jadue también fue criticado desde el Gobierno, donde el vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, se preguntó si Jadue “¿está del lado de aquellos que violan los DD.HH. de forma sistemática o de quienes realmente creen en los DD.HH.”.

Pese a que en paralelo a la reunión que sostenían en el PC el alcalde Daniel Jadue afirmó en una columna de opinión que la vigencia de los derechos humanos es de carácter universal, por lo que, “condeno cualquier tipo de violación en el lugar que sea y venga de donde venga” y acusó la presencia de una “fiebre de doble moral y oportunismo”.

Más que poner en duda la llegada de Jadue a La Moneda, como sugirieron algunos miembros de la centroizquierda, los miembros de la Comisión Política se cuadraron en cuestionar lo que sería una “estrategia” para debilitar a su candidato. También ratificaron su compromiso con la candidatura del alcalde.

Tampoco se cuestionó el acuerdo que se podría generar con otros partidos de la oposición para participar de primarias comunes, ya que la voluntad de los comunistas, según dijo el propio Guillermo Teillier, sigue siendo que Daniel Jadue pueda ser el “candidato de la ciudadanía” y no sólo de su sector.

Relacionados

Comenta