Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

De testigo protegido a imputada: los antecedentes que pesan contra Denisse Llanos, la madre de Ámbar Cornejo

La mujer fue detenida la tarde del jueves y será formalizada por su participación en el crimen que le quitó la vida a su hija de 16 años.

De testigo protegido a imputada: los antecedentes que pesan contra Denisse Llanos, la madre de Ámbar Cornejo
Por 25 de Septiembre de 2020

Impacto y sorpresa causó el anuncio del Ministerio Público que confirmaba la detención de Denisse Llanos Lazcano, la madre de Ámbar Cornejo, por  el delito de parricidio por su presunta participación en el crimen de la adolescente.

Con un amplio contingente policial se llevó a cabo el traslado de la mujer desde el Hospital Psiquiátrico El Salvador de Playa Ancha, en Valparaíso, donde se encontraba en calidad de testigo protegido, ya que en primera instancia declaró haber sido víctima de las amenazas de quien era su pareja, y hasta el lunes pasado, el único imputado por la muerte de la joven, Hugo Bustamante.

Sin embargo, durante el tiempo transcurrido de la indagatoria, Llano se convirtió en sospechosa del crimen de su hija.

Participación en el crimen de Ámbar

De acuerdo a lo detallado por la fiscal en jefe de Villa Alemana, María José Bowen, se realizaron una serie de diligencias que permitieron  tener mayor claridad de dónde, cómo y con quién estuvo la mujer durante los días en que Ámbar estuvo desaparecida, lo que al parecer no coincide con su declaración ante las autoridades.

“La multiplicidad de antecedentes que se han recabado durante este periodo de investigación dicen relación con fotografías, informes perimétricos y científicos, revisión de cámaras de seguridad y declaraciones de testigos”, indicó Bowen.

La persecutora aclaró que se realizaron “distintas diligencias para establecer primero qué había de verdad y de mentira en lo que ella había señalado; y segundo cuáles eran los antecedentes objetivos que la pudieran o no vincular con el hecho” .

“Uno puede ser testigo y no decir nada que incrimine (…) ella no dijo nada en aquella oportunidad. De hecho, ella mencionó que estaba amenazada de muerte, que tenía mucho miedo, etc. Pero con todos lo que pudimos recabar entendemos que ahora sí hay antecedentes para poder decir objetivamente y de manera seria que ella tiene un grado de participación“, concluyó Bowen.

Silencio cómplice

Desde que se reportó la desaparición de Ámbar Cornejo se dieron a conocer una serie de actitudes y declaraciones que levantaron dudas respecto al nivel de involucramiento de Denisse Llanos en el crimen. Incluso, el mismo director de la PDI sostuvo que ella mantuvo “un silencio cómplice” mientras se desplegaba un gran contingente policial que buscaba a la adolescente.

Durante los días previos, los medios de comunicación se agolpaban en la calle Covadonga para realizar una y otra vez el recorrido que hizo Ámbar aquel 29 de julio, cuando llegó hasta la casa en la que residía Llanos y Bustamante para recoger el dinero que mensualmente era depositado por su padre biológico.

En medio de aquel interés del país entero que se mantenía atento a cada nueva información sobre el caso, Denisse Llanos habló con vecinos y otros cercanos a la menor de edad, a quienes les dijo que seguramente Ámbar andaba “carreteando” con sus amigos.

Casa donde vivía Ámbar Cornejo

Esta misma actitud se repitió en los días siguientes, en los que Denisse Llanos se ausentó de cada uno de los operativos de búsqueda, negando tener información. Incluso, las cámaras de seguridad de un centro comercial la captó comprando ropa junto a Bustamante.

Así como también fue encontrada por personal de la policía cuando supuestamente se dirigía a un camping con el imputado, en un sector apartado de la comuna.

En su primera declaración, registrada el 1 de agosto, la mujer sostuvo que “todos los meses, Ámbar iba a mi domicilio a solicitar el dinero donde llegaba y me decía ‘ya po, vengo a buscar mi plata, pásame la plata’. Su forma era medio prepotente en pedirme las cosas. Respecto a la relación de Ámbar con Hugo, sólo era el saludo”.

En aquella oportunidad, Llanos recalcó que aquel 29 de julio “Ámbar llegó alrededor de las 9 de la mañana ingresando al domicilio donde conversamos entre 5 a 10 minutos y le pasé por mano $130 mil. Se retiró del domicilio a eso de las 9:15 horas. Debo hacer presente que Hugo en todo momento se encontraba en la pieza, desde donde sólo saludó a Ámbar”.

Cinco días después y tras ser encontrado el cuerpo de su hija, la mujer entregó una declaración en que relató que Bustamante le confesó el crimen y la amenazó “diciéndome que debía seguirlo donde él fuera. Que debíamos salir de este lugar, permanecer escondidos y que si yo hablaba sobre el hecho me mataría a mí, a mi hijo y a mis padres”.

“Mi mamá no quiere entender”

La relación de Ámbar Cornejo y su madre registró muchos conflictos desde que Llanos presentó como pareja a Bustamante, quien obtuvo la libertad condicional en 2016 de la cárcel de Valparaíso por asesinar en 2005 a su pareja y al hijo de ella, un niño de nueve años.

La adolescente se enteró de los antecedentes penales del nuevo novio de su madre, cuyo crimen fue incluso recreado en el programa de TVN Mea Culpa, y decidió alertarla e increpar a Bustamante. Pero para su sorpresa su madre estaba perfectamente enterada del pasado de su pareja y no dudó en defender su relación, por encima de los deseos y temores de Ámbar.

En su declaración ante la policía, Denisse Llanos aseguró que desde el momento en que Ámbar se enteró de los antecedentes de Hugo Bustamante lo tachó de “delincuente”.

La situación se tensionó a tal nivel que la joven elevó una solicitud en el edificio en el que vivía junto a su madre y hermano menor en Limache, para que no se permitiera el ingreso de Bustamante a las instalaciones.

“Yo, Ámbar Cornejo, quiero dejar un reclamo sobre Hugo Bustamante. Se prohíbe su entrada porque es un asesino psicópata y puede causar daños a mi familia y mi mamá no quiere entender, por eso escribo esta nota como un reclamo y para que él no pase nunca más por el departamento”, escribió la joven.

Pese a los esfuerzos de Ámbar, Denisse Llanos optó por mantener su relación con el condenado por el doble homicidio y se fue del departamento dejando a Ámbar a su suerte, proporcionándole 20 mil pesos para que “sobreviviera”. En ese momento se mudó hasta la casa en Villa Alemana.

Desde ese momento la joven se quedó con la hija de una ex pareja de su madre, con quien tenía una buena relación y quien vivía a solo siete cuadras de la vivienda de Bustamante.

Según los antecedentes, la adolescente mantenía constantes discusiones con su madre por el dinero de la pensión, ya que no se lo entregaba en su totalidad, sumado al disgusto por su relación con Bustamante.

Denisse Llanos será formalizada este viernes por el delito de parricidio, donde se entregarán más antecedentes del caso que ha causado gran conmoción a nivel nacional.

Relacionados

Comenta