Confirman detención de 10 personas por ataques “constantes y reiterados” a subcomisaría de Peñalolén

El cuartel policial ha sido el blanco de numerosos ataques, los que según la indagatoria del Ministerio Público estaban coordinados.

Confirman detención de 10 personas por ataques a subcomisaría de Peñalolén
Por

Autoridades del Ministerio Público, Carabineros, Gobierno y la Municipalidad de Peñalolén informaron sobre la detención de 10 personas acusadas de participar en numerosos ataques que ha sufrido la subcomisaría de dicha comuna.

El fiscal regional, Manuel Guerra, explicó que se llevó a cabo una indagatoria que permitió establecer que existía un “grupo de personas que se han organizado para generar este tipo de delitos de manera permanente y constante, en diferentes fechas”.

Guerra destacó que hasta el momento se ha logrado identificar a 11 personas, de las cuales, 10 ya fueron detenidas. “De este grupo de personas, siete son mayores de edad y tres personas menores de edad”, sostuvo el persecutor.

El fiscal regional explicó que se detectó que los detenidos tenían un método de organización para llevar a cabo los ataques, “donde hay distribución de funciones, hay roles de liderazgo y otros operativos”.

Por otro lado, el general director de Carabineros, Mario Rozas, sostuvo que el hecho de atacar un cuartel de la institución “es atacar a la comunidad (…) es gente que se organizó para atacar a los Carabineros y, por ende, a la comunidad”.

“Hoy quisiera felicitar a los carabineros que trabajan en estas unidades de investigación y también agradecer a la fiscalía la confianza que depositó en nosotros para detener a as personas (…) Estamos dando tranquilidad a la comunidad, a nuestro personal”, añadió la autoridad policial.

Por su parte, la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao, también valoró las indagatorias y gestiones para detener a los sujetos, ya que no solo causaban daños en la infraestructura de la subcomisaría sino que también ponía en riesgo a los vecinos del sector por los disparos, fuegos artificiales y otros elementos utilizados por los detenidos para causar los destrozos.

“Esto era algo que venía pidiendo toda la comunidad. Lo que queríamos era paz para nuestra comunidad. Son hechos de violencia que, además de atacar la comisaría, afectan a todo un entorno que hace mucho tiempo no se podía dormir, los ruidos constantes, los ataques, fuegos artificiales, disparos, eso no es calidad de vida para nadie”, declaró Leitao.