“Miope” y “parte del problema”: David Bravo fustiga al Congreso por segundo retiro de 10%

Cuatro millones de chilenos se quedarían sin fondos de pensiones y significaría una disminución del 23% de las pensiones promedio.

Por

Este martes, la Comisión de Constitución de la Cámara de  Diputados aprobó en general la idea de legislar el proyecto que busca autorizar un segundo retiro de los fondos de AFP para que 9 millones de chilenos puedan nuevamente acceder a sus ahorros en medio de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus.

La iniciativa, que también plantea el retiro de fondos para quienes tengan rentas vitalicias y el retiro forzoso para el pago de pensiones alimenticias, fue respaldada con 11 votos a favor y solo uno en contra (el UDI Jorge Alessandri). Ahora, la propuesta deberá seguir siendo analizada en particular en la misma comisión, antes de ser votada nuevamente y pasar a la Sala.

En caso de que el proyecto del segundo retiro de las AFP prosperara, un informe de la Superintendencia de Pensiones reveló que más de 4,2 millones de personas se quedarían sin ahorros previsionales, lo que equivale al 34% del universo de los cotizantes y significaría además una disminución de un 23% en las pensiones promedio para los afiliados del sistema.

El superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, alzó la voz ante la Comisión de de Constitución de la Cámara, alertando que esta medida afectaría principalmente a jóvenes y mujeres.

“Si nos vamos a un segundo retiro, podrían retirar el saldo total de sus cuentas 2.344.774 personas, por lo tanto, sumando el primero y segundo retiro, 4,2 millones de personas podrían quedar sin saldo”, sentenció la autoridad.

En conversación con EL DINAMO, el economista David Bravo -presidente de la comisión encargada por la Presidenta Michelle Bachelet para las reforma de pensiones- coincide con el análisis del Superintendente, afirmando que le parece que es un “proyecto lamentable”, que causa una profundización de los problemas que estaban en el sistema de pensiones previo.

“Con este nuevo retiro se produce una profundización de los problemas que estaban presentes en el sistema de pensiones previo. En el primer retiro más de 2 millones de personas dejaron sus cuentas en saldo cero y gran parte de quienes retiraron no solo sacaron el 10% sino, que en algunos casos, fue hasta el 40% de sus fondos, lo que ha significado que las personas tengan menores pensiones en la actualidad y también en un futuro”.

Bravo fue duro con el Congreso y afirmó que los legisladores prácticamente proclaman como un acto de fe reformar el sistema de pensiones urgentemente y con ello, configurar un sistema previsional que entregue jubilaciones dignas, “pero de manera simultánea con sus hechos y con sus votaciones, hacen todo lo contrario, disminuyendo las jubilaciones futuras y actuales de los pensionados”.

“Ellos no han sido parte de la solución, sino definitivamente se han convertido en parte del problema y han agrandado las dificultades sin haber abordado el tema de manera directa”, criticó Bravo.

Qué incluye el proyecto

El proyecto que contempla un segundo retiro de las AFP, establece y regula un mecanismo excepcional para que millones de chilenos puedan sacar sus ahorros de las AFP.

Asimismo, el segundo texto permite el retiro del 10% de los fondos acumulados en compañías de seguros bajo la modalidad de rentas vitalicias. El objetivo de esta iniciativa sería equiparar el derecho que tuvieron las personas cuyos fondos son administrados por las AFP.

Una de las controversias que generaría la aprobación del proyecto es la configuración del derecho de propiedad. “Tú puedes, por una función social, limitar el derecho a propiedad pero para eso tienes que hacerlo mediante una expropiación y pagando las indemnizaciones respectivas, cosa que no estaría prevista en esta norma transitoria”, indicó la ex
subsecretaria de Hacienda, Macarena Lobos al medio Pauta.

Por último, el tercer proyecto aprobado faculta a los jueces de Familia a autorizar el retiro de fondos de pensiones del alimentante moroso, por parte del alimentario o su representante legal en calidad de agente oficioso.

Lapidario análisis de Ciedess

Ante el avance en el Congreso del proyecto del segundo retiro de las AFP, el centro de estudios Ciedess -ligado a la Cámara Chilena de Construcción- advirtió que, de los 11,6 millones de afiliados al sistema de capitalización individual, 4 millones de personas podrían quedar sin saldos en sus cuentas. Es decir, el 35% del total.

El estudio realizado según una base representativa de los afiliados al Sistema de Pensiones al año 2016 (versión más reciente de la Encuesta de Protección Social con Historia Previsional Administrativa), muestra también que “las mujeres serían el grupo más afectado”,  es que de los 4 millones de afiliados que quedarían sin ahorros en sus cuentas, el 57,7% corresponde a mujeres, lo que equivale a 2,3 millones de personas.

Junto a ello, “los afiliados que quedarían sin saldo se caracterizan por pertenecer a los deciles de ingresos más bajos”, señala Ciedess en su informe.

Otro de los factores a considerar es que, según el informe de Ciedess, de los 4 millones de afiliados que quedarían sin dinero en sus cuentas individuales, “un millón no podría tener acceso al Pilar Solidario una vez que se jubilen”. Es decir, un 25% de los cuatro millones de afiliados.

Esto debido a que, según la caracterización socioeconómica de estos últimos afiliados, cerca de un millón pertenece a los 4 deciles de mayores ingresos (26,5% de los afiliados que se quedarían sin saldo) y “casi 3 millones pertenecen a los 6 deciles de menores ingresos” (73,5% de los afiliados que quedarían sin saldo).

Según el análisis, este punto cobra especial relevancia, “puesto que considerando el criterio de focalización del Sistema de Pensiones Solidarias (60% más vulnerables), el primer grupo estaría excluido de sus prestaciones, en caso de no continuar cotizando y no tendrían pensiones en el futuro; y el segundo grupo implicaría una mayor carga fiscal para el Estado”.

“Con los retiros de fondo de pensiones me temo que la posibilidad de contar con un nuevo sistema de pensiones, que entregue jubilaciones dignas de manera sustentable en los próximos años, se aleja abruptamente. Previo al primer retiro había cierto consenso en que había que aumentar los recursos para mejorar las pensiones. Sin embargo, ahora con estos retiros esos recursos tendrán que  ir a tapar los hoyos que están dejando estas decisiones”, criticó el economista David Bravo.

“Lamentablemente este segundo retiro es una política pública equivocada, miope y que no nos va enorgullecer en el futuro como país”, sentenció Bravo.

La Moneda recurrirá al TC y el impacto en la recaudación de impuestos

Tras la aprobación de la idea de legislar, el Gobierno presentó una reserva de constitucionalidad al proyecto que busca aprobar un segundo retiro del 10% de fondos previsionales.

“Entendemos que este proyecto tiene un quórum de tres quintos como lo han calificado, pero nosotros consideramos que es de dos tercios. Por lo mismo vamos a hacer una reserva de constitucionalidad en esa materia”, afirmó el Ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Monckeberg, tras la aprobación.

El subsecretario de la Segpres, Juan José Ossa, reafirmó la posibilidad de reserva de constitucionalidad y afirmó que “solicito a la secretaría que queden registradas las reservas de constitucionalidad respecto de todos los proyectos que se han aprobado en general en el acta asociada, en esta historia de la ley”.

En esa línea, Ossa expresó que “también se entienden como cumplidos todos los requisitos constitucionales y legales ante el Tribunal Constitucional para tener por planteada esta reserva, a pesar de que no se me ha permitido dar los detalles específicos de cada una de las normas que están siendo infringidas” y precisó que mientras Chile no tenga una nueva Constitución “la actual hay que respetarla”.

La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, acusó que una eventual aprobación del proyecto impactará negativamente en las futuras pensiones y no será compatible con el avance de la Reforma Previsional, la cual se encuentra entrampada en la Comisión de Trabajo del Senado.

Junto a ello, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, recordó que, según sus propias estimaciones, un nuevo retiro será negativo para el Fisco que podría perder alrededor de 4 mil millones de dólares, principalmente por los menores recursos que recaudaría por la vía tributaria.