Para evitar sustos: las recomendaciones para cuidar de tu mascota en Halloween

Los dulces, chocolates y envoltorios, entre otras cosas, podrían convertir las celebraciones en una verdadera noche del terror para los animales.

Las recomendaciones para cuidar de tu mascota en Halloween
Por
Compartir

Las celebraciones de Halloween son cada vez más comunes en nuestro país y las mascotas no se han quedado fuera de las actividades ligadas a la “noche de brujas”. Sin embargo, hay una serie de cuidados y recomendaciones que hay que tomar en cuenta para evitar que se vean expuestos a riesgos que puedan dañar su salud.

El programa Mascota Protegida elaboró un listado con las situaciones de peligro para los animales que podrían originarse en los hogares durante el fin de semana. “Podemos celebrar con ellos, pero siempre teniendo en consideración su bienestar”, sostuvo Juan Manuel Masferrer, subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo.

El asesor del programa, el veterinario Sebastián Jiménez, indicó que existen alimentos tóxicos que no podemos dejar que nuestros perros y gatos consuman:

Chocolates

Uno de los productos más consumidos por los pequeños y que significan un alto riesgo para los perros o gatos son los chocolates, ya que contienen cacao y teobromina, ingredientes que no son bien metabolizados por los animales, pudiendo provocarles incluso la muerte.

Asimismo, el veterinario destacó que un animal intoxicado con chocolate puede presentar vómitos, diarrea, jadeos excesivos, convulsiones, hiperactividad, alteración de la frecuencia cardiaca, entre otros.

Caramelos, chicles y productos horneados

En relación a los clásicos caramelos, chicles y productos horneados,  Sebastián Jiménez explicó que contienen  Xilitol  o alcohol de azúcar, lo que podría generar daño hepático en perros y gatos, produciendo síntomas como vómitos, letargo, hasta la pérdida de coordinación.

Los azúcares y carbohidratos, pueden dañar de forma permanente la dentadura de las mascotas, lo que genera dolor agudo y pérdida de piezas dentarias, más aún cuando no existe una rutina de limpieza dental.

Golosinas altas en sodio

Pueden generarles daño asociado a la subida de presión arterial e insuficiencias renales agudas.

Jiménez indicó que también existen otro tipo de riesgos, como los envoltorios de los dulces u otros similares, ya que “pueden ser de material aluminizado, plástico o papel, los que se impregnan de olores y residuos. Éstos pueden ser confundidos como alimento por perros y ser ingeridos. Esta situación puede producir un daño al sistema digestivo, una obstrucción intestinal y/o torsiones intestinales, situaciones médicas graves y urgentes”.

Sin bromas ni disfraces

Por otra parte, desde el programa de Mascota Protegida también se alertó a aquellos que disfrutan de hacer bromas o provocar sustos, señalando que es una situación que podría alterar el comportamiento normal de los animales.

“Es importante no realizar bromas a las mascotas, ya sea asustándolas con disfraces o con sonidos desconocidos, podrían sentirse amenazadas y tener un comportamiento agresivo o de sumisión en respuesta”, complementó la coordinadora nacional de la Ley de Tenencia Responsable, Carolina Guerrero.

La experta argumentó que durante las celebraciones de Halloween suelen producirse ruidos fuertes provenientes del exterior,  los que ponen en alerta a la mascota al punto de que sienten la necesidad de huir o esconderse. Ante esto, Guerrero recomendó que durante al menos esa noche, los animales se mantengan al interior de las casas y acompañados.

Otro de los puntos que más polémica causa es el de los disfraces, ya que pese a lo tierno que pueden llegar verse los perros o gatos desfilando divertidos atuendos, les pueden generar estrés y sufrimiento innecesario.

Desde el programa explicaron que en caso de colocarles alguna indumentaria, se debe procurar que sea por un tiempo corto y que no dificulte la visión, ni debe privar al animal de acicalarse o de manifestar un comportamiento propio de su especie.