Nuevos archivos revelan acciones de EE.UU. para derrocar a Salvador Allende

En los documentos se consignan las conversaciones de Nixon con Henry Kissinger para determinar las acciones que ayudarían a desestabilizar el mandato del Presidente chileno.

Por
Nuevos archivos revelan acciones de EE.UU. para derrocar a Salvador Allende
Compartir

El Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos dio a conocer nuevos documentos que dan cuenta de las estrategias desarrolladas por el gobierno de Richard Nixon para derrocar a Salvador Allende.

En los archivos, publicados por El País de España, se consignan las conversaciones de Nixon con su asesor de Seguridad Nacional, Henry Kissinger, para determinar las acciones que ayudarían a desestabilizar el mandato del Presidente chileno.

Así, se analizó coordinaron esfuerzos con los gobiernos de Brasil y Argentina para estar contra Allende, además de los bloquear los préstamos de bancos internacionales a nuestro país, junto con cancelarse los créditos a la exportación de Estados Unidos.

A esto se sumarían los incentivos para que empresas norteamericanas dejaran Chile, la manipulación del precio del cobre, mientras se autorizaba a la CIA para poder implementar estas medidas.

En una conversación telefónica entre Nixon y Kissinger, grabada en noviembre de 1970, se consigna que el mandatario apuntaba que si Allende “puede demostrar que puede establecer una política marxista antiamericana, otros harán lo mismo”, mientras su asesor planteaba que esta influencia podría llegar incluso a Europa.

Kissinger señaló en su momento que “Chile podría terminar siendo el peor fracaso de nuestra Administración: ‘nuestra Cuba’ en 1972”, indicándole a Nixon que “lo que suceda en Chile durante los próximos seis a 12 meses tendrá ramificaciones que irán mucho más allá de las relaciones entre Estados Unidos y Chile”.

Por su parte, una reunión del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. se aunó el criterio que la llegada de Salvador Allende a La Moneda afectaba los intereses norteamericanos, pero aún no se determinaban los caminos a seguir.

En una reunión del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos existía el acuerdo de que la elección democrática de Allende y su agenda socialista amenazaba los intereses del país norteamericano. Sin embargo, no había consenso sobre el camino a seguir.

“Si hay una forma de desbancar a Allende, mejor hazlo”, señaló Nixon en aquella oportunidad, agregando que “nuestra principal preocupación en Chile es la posibilidad de que (Allende) pueda consolidarse y la imagen proyectada al mundo será su éxito. Seremos muy fríos y muy correctos, pero haciendo cosas que serán un verdadero mensaje para Allende y otros”.

El analista senior encargado de Chile en el Archivo de Seguridad Nacional, Peter Kornbluh, indicó al medio español que “estos documentos registran el propósito deliberado de los funcionarios estadounidenses de socavar la capacidad de gobernar de Allende y derribarlo para que no pudiera establecer un modelo exitoso y atractivo de cambio estructural que otros países podrían emular”.

“Es una historia de un país pionero, Chile, y de un poderoso imperio que quería controlar los países, sus instituciones y las vidas de sus ciudadanos, pero no en el nombre de la democracia, sino de una dictadura militar y su represión. En nuestro mundo actual, en plena crisis, debemos estar vigilantes a esa historia trágica”, precisó. 

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Nacional

Últimas noticias

Populares