“Hijo de nana, campesino y fleto”: las definiciones de Iván Sepúlveda, candidato a gobernador del Maule

En entrevista con EL DÍNAMO el asesor legislativo del diputado Florcita Alarcón, afirma que luchará por los derechos de la comunidad LGBT+, pero también, por solucionar la precariedad laboral de su región.

"Hijo de nana, campesino y fleto": las definiciones de Iván Sepúlveda
"Hijo de nana, campesino y fleto": las definiciones de Iván Sepúlveda

Apadrinado por los diputados del Partido Humanista (PH), Pamela Jiles y Raúl Florcita Alarcón, el abogado y asesor legislativo del segundo parlamentario, Iván Sepúlveda (34) buscará convertirse en gobernador regional del Maule.

Un camino que no será nada de fácil para Iván Sepúlveda porque, a diferencia de los otros candidatos de la región, como César Muñoz (UDI) y George Bordachar (RN), quiere ser el primer gobernador del Maule, “hijo de nana, campesino y fleto”, como sostuvo durante la presentación de su campaña.

En entrevista con EL DÍNAMO, el también presidente regional del Partido Humanista entregó detalles de cómo será su eventual gestión, la manera en que abordará temáticas de inclusión, medio ambiente y la precariedad laboral en la zona.

Problemas que conoce bien ya que durante su infancia y adolescencia se debió acostumbrar a la vulnerabilidad económica, vivir en el campo y a caminar varios kilómetros para llegar a la escuela rural donde fue educado, mientras su madre trabaja puertas adentro como asesora del hogar en Santiago.

Además de la mano del diputado Alarcón, a quien le entrega detalles de los proyectos de ley en tramitación y asesora a la hora de redactar indicaciones, ha recorrido la región entera y asegura estar muy conectado con las organizaciones de la sociedad civil.

“Soy el único abiertamente homosexual, eso ya hace la diferencia porque soy una persona que ha vivido en carne propia lo que implica ser homosexual y vulnerable en un país como Chile”, recalcó Sepúlveda.

-¿Cuál crees que son las urgencias más inmediatas en el Maule de la comunidad LGBTQI+?

Ser gay, lesbiana o transexual en el Maule implica tener que sobrevivir en un ambiente hostil. Hay altos niveles de violencia contra la comunidad LGBTQI+. Me ha pasado que gente me grita cosas en la calle o nos pegan, a mí u otro miembro del colectivo que formamos en el PH. Yo no puedo andar con mi pololo de la mano en Cauquenes porque nos miran mucho, por ejemplo. Es una situación que se debe corregir a la brevedad.

-¿Y cómo se logra desde la gobernación regional?

-Las facultades que va a tener hoy el gobernador regional son bien escasas. Sin embargo, quiero poner en las políticas de la región un enfoque de género y de disidencia sexual, fortalecer y trabajar con los municipios en la creación de oficinas que se relacionen directamente con la comunidad LGBT+, ya que, en todo el Maule no hay una oficina que se preocupe por las minorías sexuales.

-¿Cómo conformará su equipo?

Queremos imponer una cuota de trabajadores transexuales. En la designación de funcionarios también tiene que haber paridad de género. Partiendo de esta base se puede trabajar en capacitaciones al interior de los servicios públicos, respecto a cómo tratar a la población LGBTIQ+. Queremos acabar con la violencia que se genera en las organizaciones gubernamentales.

Medio ambiente y mejores condiciones laborales

A los 13 años Iván Sepúlveda tuvo su primer acercamiento con la política, cuando llegó hasta la Región del Maule el ex candidato presidencial de 1999 y fundador del Partido Humanista, Tomás Hirsch.

En la actividad, y ante los medios de comunicación, el actual diputado y ex militante del PH tomó un ejemplar de la Constitución de 1980 y lo arrojó a la basura, aludiendo a que “la tortilla está mal repartida en Chile”, frase que luego lo acompañó durante toda la campaña. Pese a que, finalmente, Hirsch sólo obtuvo un 0,51% de los sufragios a nivel nacional, despertó el interés de Sepúlveda, quien en 2005, para la segunda campaña a La Moneda del legislador, decidió militar en el PH y acompañarlo en esta nueva etapa.

Hoy bajo la nueva dirigencia, a cargo de la presidenta Catalina Valenzuela, tiene claro que como posible gobernador de el Maule deberá abocarse por completo a los principales problemas que enfrenta la región, más allá de mantener su defensa de los derechos de la comunidad LGBT+.

Según explicó Iván Sepúlveda, “es una región con altos índices de pobreza y vulnerabilidad. Por eso, quiero potenciar las zonas más rezagadas como Empedrado, Cauquenes y Licantén, a través de mejores condiciones laborales y un mayor respeto por el medio ambiente, donde realmente está nuestra riqueza”.

-¿Cuál será su estrategia para mejorar el empleo? 

-En Licantén, por ejemplo, la celulosa instaurada en la zona es la que entrega la mayoría de los trabajos y no hay otros tipos de trabajos. Por eso, queremos enfocar en realzar el turismo rural, que está bastante botado en la región y donde hay mucho potencial. También queremos incentivar el trabajo con cooperativas agrícolas, para darle valor agregado a los productos que se generan. Actualmente el Maule es una zona con mucha precarización laboral, donde la mayoría de las mujeres trabajan como temporeras con empleos de mala calidad y sin que se les respeten sus días libres o feriados como el Año Nuevo y la Navidad.

-Y en relación al medio ambiente, ¿por dónde debería partir el nuevo gobernador de el Maule?

-Queremos que exista una mayor fiscalización de los organismos públicos para que se sepa qué está pasando en el Maule y los constantes atropellos que recibe la población más vulnerable. Por ejemplo, en la actualidad la región sólo tiene dos fiscalizadores de pesticidas, siendo que tenemos campos purgados al lado de escuelas rurales. Se han descubierto restos de pesticidas en la orina de estudiantes y hay zonas de población con enfermedades provocadas por los pesticidas (…) son los mismos productos que en países desarrollados no quieren usar, pero que en Chile sí se pueden comercializar.

Hernán Claro

Periodista a su servicio con un profundo interés en la política.+ info

Más Noticias

Más Noticias