“Le pegué unas buenas patás en la raja (…) fue tan hermoso” y otras frases del estudiante que fue parte de la agresión a Kast

El estudiante de la carrera de Derecho de la Universidad Arturo Prat no quiso revelar su identidad.

"Le pegué unas buenas patás en la raja (...) fue tan hermoso" y otras frases del estudiante que fue parte de la agresión a Kast
"Le pegué unas buenas patás en la raja (...) fue tan hermoso" y otras frases del estudiante que fue parte de la agresión a Kast

El pasado miércoles, José Antonio Kast fue víctima de una violenta agresión de parte de manifestantes, quienes le impidieron llegar hasta la Universidad Arturo Prat, casa de estudios donde tenía agendado un conversatorio.

A días de lo ocurrido, el estudiante de Derecho que participó de la funa al ex candidato presidencial, quien no quiso revelar su identidad, conversó con The Clinic respecto a las motivaciones que originaron lo ocurrido.

Junto con eso, además, confesó las sensaciones tras golpearlo y las amenazas que ha recibido tras la manifestación. Aún así, aseguró que “fue una satisfacción para todos… fue tan hermoso”.

Aquí sus mejores frases:

“Me pareció demasiado rubio… Sus ojos azules… Sentí que era como un cuico que venía a reírse de nosotros”.

“Tú sabes que como es la región: acá hay muchos migrantes y ese día había muchos migrantes que estaban pegándole sus patás al weón po, porque se ha tirado comentarios de mierda po’”.

“Yo soy familiar de ex preso político y nieto de un ex preso político. Entonces, lo primero que se me vino a la mente fue pegarle por en nombre de mi abuelo. Kast representa el odio, entonces cuando uno tiene la instancia de verlo frente a frente, imagínate todo lo que te despierta: pegarle sus patás, gritarle todo lo que se te dé la gana y que el weón se sorprenda y sienta temor”.

“Es ponerlos en la situación en la que estuvieron muchos cuando él apoyaba a los asesinos y torturadores que no tuvieron piedad”.

“Es la figura de la dictadura chilena, es el referente de la dictadura más fascista que aún sigue existiendo y que aún sigue propagando el odio”.

“Fui uno de los que lo persiguió dentro de la universidad con varios compañeros más. Éramos como 10 cabros los que estábamos constantemente pegándole wates, patadas y todo el tema. Con patadas en la raja se fue”.

“(Kast) decía ‘oye váyanse a Cuba, oigan weones váyanse a Cuba, Venezuela’ y en un momento casi se puso a llorar. Y pucha, saber que se sentía intimidado, aunque fuera un poco, era demostrarle que no le tenemos miedo ni a él ni a su discurso”.

“Obviamente él estaba en una situación muy de víctima, pero el weón seguía tirándose comentarios como ‘comunistas culiaos, vayan a fumar pasta base a sus poblas’, como nos gritó. Y las patás no se las quitaba nadie. Era una satisfacción para todos… fue algo tan hermoso”.

“Con lo que hicimos dijimos que no vamos a permitir discursos xenófobos, racistas ni machistas dentro de una universidad pública, que es una fuente de conocimiento pluralista, democrática donde no son bienvenidas las ideas totalitarias”.

“Un sector de la derecha de acá en la región se ha dado el tiempo de averiguar los nombres, direcciones y lugar dónde trabajamos, dónde vivimos y nuestros datos personales. Algo sin sentido porque lo que hicimos lo hicimos a cara descubierta: nosotros asumimos la responsabilidad, pero esto podría empeorar por todo lo que están haciendo”.

“Hoy los medios le están haciendo ese favor a Kast, para poder coexistir en su sistema xenófobo, racista, etcétera. Hay medios involucrados, acá hay un aparataje institucional que va a empezar a funcionar y va empezar a desplegarse para buscar responsables”.

“No le tenemos miedo al fascismo, por el contrario, lo enfrentamos, debatimos y no dejamos que se exprese ni le damos escenarios pa que desarrolle su idea. Donde vaya se va a funar su famoso conversatorio”.

Más Noticias

Más Noticias