Álvaro Corbalán dejó la CAS y fue trasladado nuevamente a Punta Peuco

El traslado se llevó a cabo durante el mediodía de este domingo en completa reserva e incluyó la presencia de tres carros celulares de Gendarmería.

Por:  El Dínamo

Al mediodía de este domingo 1 de enero, el coronel (r) del Ejército y jefe operativo de la CNI, Álvaro Corbalán fue trasladado desde la Cárcel de Alta Seguridad hasta el penal Punta Peuco luego de que la Corte Suprema acogiera un recurso de protección acusando de arbitraria la orden del cambio de penal.

Recordemos que en noviembre de 2015 el ex agente fue sancionado en varias oportunidades tras encontrar celulares en su celda.

La resolución del fallo del máximo tribunal, dado a conocer por La Tercera, consignó que “cabe tener en cuenta que el recurrente, tras 60 días de producido su traslado, fue evaluado satisfactoriamente por el Consejo Técnico, cuyos integrantes adoptaron la decisión de forma unánime, razón por la cual no resultaba necesario mantener la medida. Sin embargo, el Director Regional Metropolitano (S) de Gendarmería de Chile, pese a que el período de observación fue superado satisfactoriamente por el actor dispuso que éste se mantuviera cumpliendo su condena en la misma sección, sin contar con un fundamento legal que le permitiera decidir en dicho sentido, por lo tanto su decisión resulta ilegal al carecer de sustento normativo y arbitraria toda vez que se contradice con lo señalado por el Consejo Técnico que en forma unánime acordó que el periodo de observación ha sido satisfactorio y que reúne las condiciones para ser trasladado de la Unidad Penal, lo que entonces hace improcedente mantener la medida respectiva de traslado, razón por la cual el recurso de protección debe ser acogido en los términos que se expresarán en lo resolutivo del fallo”.

Según reveló Emol, Corbalán después de 13 meses regresó al recinto penitenciario de Til Til en completo sigilo, en un operativo que se realizó en completa reserva e incluyó la presencia de tres carros celulares de Gendarmería.

Una vez instalado en Punta Peuco, Corbalán hizo valer su derecho a una llamada telefónica y le comunicó a un cercano su traslado, además de su molestia por no haber vuelto a la misma celda que tenía anteriormente.

Más Noticias

Más Noticias