Carlos Peña barre con explicaciones de Longueira por caso SQM: “Contesse intercambiaba dinero por influencia”

El ex líder de la UDI había dicho que los correos que mantuvo con Patricio Contesse, ex gerente general de SQM, que fueron filtradas por la prensa, se dieron en un contexto de "diálogos" que mantuvo con varios actores sociales para nutrirse de distintos puntos de vista, y no no corresponden a influencias indebidas de parte del empresario.

Por:  El Dínamo

Una serie de correos electrónicos entre el referente histórico de la UDI, Longueira, y el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, fueron dados a conocer por la revista Qué Pasa el viernes pasado. En ellos, Patricio Contesse -o Pato, como le dice el gremialista- da sus opiniones sobre cómo debería ser aplicado el royalty a la minería, y Longueira, en ese entonces ministro de Economía, le contesta: “Estimado Patricio. Te envío texto que ingresó al Congreso. Espero tus comentarios. Un abrazo. Pablo”.

Junto a eso, el fallido ex candidato presidencial es investigado por presuntas boletas ideológicamente falsas emitidas a la minera de litio, con las que habría financiado algunas de sus campañas políticas. Ante esta situación, Longueira, actualmente fuera del ámbito público, envió una carta al El Mercurio donde explicó estos correos: “Traté siempre de ser factor de acuerdos, diálogos y encuentros (…) pedí conocer todos los puntos de vista, porque creo en el diálogo, y conversé con todos, sin imaginar que años más tarde esa búsqueda de información transversal para lograr consensos sería mirada por algunos como algo sospechoso o indebido”.

Su opinión sacó aplausos en todo el espectro político, sobre todo porque hizo una defensa gremial al decir que le “duele ver a la mayor parte de los dirigentes políticos tratados como delincuentes”. Pero si hubo alguien que no se compró para nada las explicaciones de Longueira, fue el rector de la UDP y columnista de El Mercurio, Carlos Peña. El abogado escribió hoy una carta al director del diario de Edwards donde dice que lo que Contesse hizo con el ex ministro al intercambiar correos y reuniones con él, fue justamente intentar influenciarlo.

“Pablo Longueira ha explicado su correspndencia con Patricio Contesse (…) como una muestra de su vocación de diálogo. Desgraciadamente la conducta de su interlocutor -Patricio Contesse- permite ensayar otra explicación“, parte diciendo Peña, quien luego cita una serie de reuniones que mantuvo el ex gerente de SQM con políticos como Carlos Ominami, Ernesto Silva, Javier Macaya y el propio Longueira. Y a cpntinuación se pregunta qué hacía un hombre de negocios tan ocupado manteniendo reuniones con tantos políticos.

“La respuesta es obvia: hacía negocios. Intercambiaba dinero por influencia”, dice Peña. Esto en el contexto de que SQM está investigado por haber hecho multimillonarios aportes ilícitos a campañas políticas de distintos sectores partidarios.  “Patricio Contesse (y todos los que, como él, daban dinero eludiendo la ley) seguramente mantenía ese ritmo de reuniones y de comensalidad para transubstanciar el dinero de SQM en poder sobre el proceso político”, agrega el abogado.

Peña continúa: “Contesse realizaba así la forma más básica del negocio: el intercambio, solo que en este caso no era salitre, yodo ni litio el objeto del negocio, sino la influencia, esa forma muda del poder que consiste en debilitar la voluntad ajena (la de los políticos con que se reunía, los que Ponce Lerou financiaba por la vía de agasajarla con dádivas o donaciones”.

“Por eso cuando Patricio Contesse parecía sacar la vuelta en reuniones infinitas y comidas que iban desde Longueira a Ominami, y que aparentemennte lo distraían de su trabajo más propio, estaba, en realidad, llevando a cabo una actividad que rentaba a SQM más que la más exitosa de las prospecciones mineras. Y sin siquiera transpirar”, finaliza Peña.

Más Noticias

Más Noticias