Caso SQM: PDI asegura que informes de empresa de Martelli fueron copiados “en forma literal” de sitios web

Se supone que los informes corresponderían a diversos análisis de carácter técnico de materias tan diversas como Corea del Sur, así como otro titulado “¿Sería posible un Chile sin esta actividad?”.

Por:  El Dínamo

En países como Alemania, existen autoridades que han debido renunciar a sus cargos después de que se hayan encontrado evidencias de “plagio”, o el atribuirse como propio un trabajo académico o intelectual realizado por otra persona. Un ejemplo –por allá el 2011- responde a Karl-Theodor zu Guttenberg, entonces flamante ministro de Defensa y uno de los políticos más populares, renunció a su doctorado y luego a su puesto en el gobierno, después de que diversos antecedentes apuntaran a que derechamente plagió diversos pasajes en su tesis doctoral.

De regreso en Chile, en el marco de los casos de presunto financiamiento irregular de la política, un informe de la Policía de Investigaciones, concluye que se incurrió en prácticas similares, pero para abultar las arcas de la empresa Asesorías y Negocios (AyN) del autodenominado operador político Giorgio Martelli.

En el contexto de este tipo de delitos que investiga el Ministerio Público, se encuentra la siguiente práctica: una empresa ofrece un informe a modo de asesoría, donde entrega un documento por escrito a una empresa, para así recibir de vuelta dinero por esa labor prestada. Cuando no se prestan servicios, surgen acusaciones de información tributaria falsa, cuando se pagan por servicios que no se prestaron, y eso sirve para reducir la cantidad de impuestos que la persona o empresa tiene que pagar.

En este caso, la empresa de Martelli, según revela El Mercurio, habría recibido 208 millones de pesos por parte de las empresas Celulosa Arauco y Copec (ambas del grupo Angelini), por informes realizados por AyN. Según la perito documental de la PDI, Cinthya Quiñones, “estadísticamente es imposible que dos personas redacten de idéntica forma, incluso si es un tema técnico, ya que el estilo es una característica muy personal”.

En ese informe de la policía, se indica que se analizaron 15 librillos de tapa azul, que debían corresponde a informes técnicos de materias muy variadas entre sí. Uno de estos versaba sobre Corea del Sur, en tanto que otro se titula “¿Sería posible un Chile sin esta actividad?”.

El análisis forense establece que estos informes son copias extraídas parcial o totalmente de sitios en internet.

El primero (de Corea) pertenece a una organización internacional. El segundo, es una columna de opinión del economista y ex ministro Felipe Morandé.

De una presentación de Powerpoint perteneciente a una universidad, donde sólo una de las láminas era de generación propia, dio pie para que la PDI indicara que se trataba de textos extraídos de internet y no de autoría propia de AyN.

“De acuerdo con las innumerables semejanzas entre los textos cotejados, debidamente individualizados, es posible presumir, por las razones descritas en el desarrollo de este informe, que dichos documentos contienen textos que han sido extraídos o copiados en forma literal y/o parcial de los sitios web que se detallan adecuadamente”, señala el informe.

Más Noticias

Más Noticias