Chile se estanca en transparencia presupuestaria según ranking internacional

La Open Budget Survey, un reporte global e independiente conducido en Chile por la Fundación Ciudadano Inteligente, situó a nuestro país como el tercer mejor evaluado en transparencia presupuestaria en Latinoamérica

Chile se estanca en transparencia presupuestaria según ranking internacional
Chile se estanca en transparencia presupuestaria según ranking internacional

En medio de un clima de desconfianza ciudadana hacia los gobiernos y de escándalos de corrupción sobre el uso de dinero fiscal, Chile no ha hecho progresos importantes en los últimos dos años en transparencia presupuestaria. Los resultados de la Open Budget Survey 2017 (OBS), conducida por la International Budget Partnership (IBP) y aplicada en Chile por investigadores de la Fundación Ciudadano Inteligente, otorgan a nuestro país un puntaje de 57 sobre 100 en materia de transparencia presupuestaria, dejándolo en la categoría de naciones que entregan información limitada.

Esto pone a Chile sobre la media mundial (de 42 puntos), pero ampliamente por debajo de los dos líderes de la región (Perú, con 73 puntos y Brasil, con 77) que entregan información considerable a la ciudadanía sobre el presupuesto del Estado. El índice mide 109 indicadores sobre transparencia presupuestaria, que evalúan si el gobierno central pone a disposición de la ciudadanía ocho documentos clave en forma oportuna, y si estos presentan la información del erario público de forma útil y exhaustiva.

A pesar de estar en el tercer lugar de transparencia presupuestaria general, Chile tiene severas deficiencias en términos de participación ciudadana, donde queda entre los cuatro últimos de la región, por debajo de Brasil, Perú, Colombia, Argentina y Bolivia. Para Colombina Schaeffer, subdirectora de Ciudadano Inteligente, “Chile se encuentra muy rezagado en participación presupuestaria, porque prácticamente no se conocen iniciativas al respecto. La participación permite que la ciudadanía se pueda involucrar de forma activa en la definición de en qué se utilizan e invierten los recursos públicos. El presupuesto es el principal instrumento que tienen los Gobiernos para definir sus prioridades e implementar sus políticas y programas, y es ahí donde se definirá el sello del próximo gobierno”.

Además de este ítem, Chile también muestra una deficiencia severa en la vigilancia que se ejerce sobre el presupuesto, ya que no cuenta con una institución fiscal independiente que cumpla este rol: “Es fundamental fortalecer las capacidades técnicas del Congreso para servir de verdadero contrapeso al Gobierno de turno en la materia. Además, la Contraloría requiere de la capacidad para poder fiscalizar y hacer auditorias que vayan más allá de verificar si los gastos se gastaron de acuerdo a la ley, sino una que permita verificar que los gastos que se declaran sean efectivos y cuenten con los debidos instrumentos de verificación”, afirma Schaeffer.

Los resultados mundiales del estudio muestran que, por primera vez en la última década, los avances en transparencia presupuestaria se estancaron a nivel mundial. Warren Krafchik, director ejecutivo de IBP, afirmó: “La disminución en transparencia presupuestaria es preocupante en un contexto mundial de creciente desigualdad, restricciones a la libertad de prensa y el aumento de la desconfianza entre ciudadanos y sus gobiernos”.

Más Noticias

Más Noticias