Cifran en más de 100 los estudiantes detenidos en manifestaciones

El ministro de Educación, Joaquín Lavín, realizó un llamado a los estudiantes para que dejeran de lado las manifestaciones y privilegiaran el diálogo. Ello, tras la marcha convocada por la Confech que reunió cerca de 30 mil personas en Santiago. El secretario de Estado expresó que su cartera no tiene ningún problema con las manifestaciones si son pacíficas. Sin embargo, recalcó que “el llamado que hay que hacer ahora es al diálogo y a buscar consensos".

Por:  Andrea Medina

El
ministro de Educación, Joaquín Lavín, realizó un llamado a los estudiantes para
que dejeran de lado las manifestaciones y privilegiaran el diálogo. Ello, tras la
marcha convocada por la
Confech que reunió cerca de 30 mil personas en Santiago.

El
secretario de Estado expresó que su cartera no tiene ningún problema con las
manifestaciones si son pacíficas. Sin embargo, recalcó que “el llamado que hay
que hacer ahora es al diálogo y a buscar consensos”.

Lavín
expresó que como ministro de Educación debía preocuparse de los que marchan y
los que no y añadió que el actual sistema de educación superior cuenta con un
millón 100 mil estudiantes. “Y los más desprotegidos no están ahora
marchando, porque son los alumnos de los institutos profesionales y de los
centros de formación técnica, y a ellos también tenemos que sentarlos en esa
mesa”, subrayó.

Las movilizaciones se replicaron en todo el país, sumando más de 100 detenidos. En la capital Carabineros detuvo a 53 personas, la mitad de ellos menores de edad. Tras los disturbios, el alcalde de Santiago Pablo Zalaquett anunció que presentaría una querella contra los responsables que provocaron destrozos por unos 20 millones de pesos.

En Concepción, en tanto, arrestaron a más de 50 jóvenes. La gran mayoría en las afueras de la Universidad de Concepción, donde la policía uniformada lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

En Valparaíso la cosa estuvo más calmada y Carabineros cifró en 9 los detenidos de un total de 6 mil que salieron a las calles. Sin embargo, también hubo pérdidas millonarias producto de la destrucción de señalética y contenedores de basura.

Durante la mañana la bancada de diputados DC manifestó su apoyo a los estudiantes y anunció una citación al Ministro de Educación, Joaquín Lavín, para que responda a los múltiples emplazamientos que se han formulado en torno al funcionamiento de la educación superior. 

El jefe de la bancada de diputados DC, Aldo Cornejo, manifestó que “la modernización democrática de Chile exige una educación superior de calidad y donde accedan todos los jóvenes talentosos. Hoy, las familias, especialmente las de clase media están sobreendeudadas y, a duras penas, enfrentan la tarea de educar a sus hijos“.

Por su parte, el vocero de la Federación Metropolitana de Estudiantes Secundarios, Camilo García, hizo un llamado a la comunidad escolar y a toda la ciudadanía a que se sume a la movilización, ya que a su juicio “sería un primer paso en la construcción de una nueva forma de hacer una reforma de educación en Chile, desde la ciudadanía, desde las bases, democráticamente”.

A su turno, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, expresó que “nos sentimos plenamente identificados con parte de las propuestas de los universitarios. Nuestro sistema educativo es el más segregado de todo el mundo. Esto hay que revertirlo y tenemos todos que hacer causa común y por eso nos hacemos parte de esta convocatoria”, indicó el dirigente.

Gajardo, acompañado de otros dirigentes, concurrió hoy temprano al Liceo de Aplicación donde dijo que han tenido información de que en Santiago y en regiones “han concurrido a clases pocos estudiantes de colegios emblemáticos, los que se estima participarán en la marcha de los universitarios”.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), Camila Vallejo, explicó que están convocando a la marcha en demanda “del aumento de manera sustantivo del gasto social, como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), esencial para tener un sistema más justo y de calidad; una política de acceso clara y que incorpore a los quintiles más vulnerables, los cuales hoy día están postergados al acceso de una educación de calidad y por último, fortalecer la democracia interna de las instituciones de Educación Superior”.

Más Noticias

Más Noticias