Comienza el coqueteo y Guillier plantea reflotar “política de los acuerdos”

El senador entrega sus primeros planteamientos, y también sugiere que le parecería incomprensible que la Democracia Cristiana se alejara de la Nueva Mayoría.

Comienza el coqueteo y Guillier plantea reflotar “política de los acuerdos”
Por:  El Dínamo

La política democrática siempre es construir acuerdos, construir consensos. Con una característica: que hay momentos en la historia muy singulares. El año 90 fue un momento de ruptura, y hoy día creo que también es un momento de ruptura y hay que mirar horizontes de acuerdos para 45 años más, como lo hicimos en el 90”.

Así se inaugura el inicio de la revelación de las ideas tan exigida al senador Alejandro Guillier, el que fue proclamado como candidato presidencial del Partido Radical.

De acuerdo publica La Tercera, el periodista planteó tres de los temas que moverán su candidatura presidencial: “creo que con la derecha hay que llegar a acuerdos. Hay materias como la reforma previsional, ordenar la reforma educacional, que son acuerdos nacionales que deben ser muy profundos. Hay que meter cirugía mayor, pero eso requiere acuerdos. Y lo mismo en la salud”.

La alusión que hace el senador a los acuerdos inevitablemente remonta, tal como él lo plantea al inicio de esta nota, a los ‘90s, cuando Chile recién se embarcaba en una vacilante democracia después de la dictadura, y se llegaban a acuerdos entre derecha, concertación, militares y mundo empresarial, para lograr avanzar en algunos de los primeros tímidos cambios.

Y si en ese momento los cambios fueron paulatinos, los vinculados a la retroexcavadora mencionada por el senador Jaime Quintana despertaron reparos en Guillier, el que grafica con una anécdota su parecer. “Yo conversé alguna vez con el ministro Rodrigo Peñailillo y le dije: ‘¿no vas muy rápido?’. Y me dijo ‘no, es que tenemos cuatro años…’. Pero yo creo que estas cosas requieren más construcción. La reforma a la educación, por ejemplo, no consiste en sacar un conjunto de leyes, porque después viene otro gobierno y te las echa para atrás”.

Entonces, a juicio del senador, la reforma educacional es un ejemplo de algo que debiera hacerse de manera distinta, y que debió, según indica, involucrar a muchos más actores.

Para poder construir estos consensos según Guillier, se debería mantener la Nueva Mayoría, y que cada partido, en su interna, a la hora de elaborar sus contenidos programáticos, considere la voluntad ciudadana antes de elaborar las propuestas.

Para lo primero, según el senador, la DC debe llegar derechamente a las primarias, por lo que a su juicio, si llevan un candidato a la primera vuelta “en los hechos queda fuera de la alianza, se quiebra la Nueva Mayoría y después es muy difícil reconstituir eso”.

A esto también se suma la configuración de la una lista parlamentaria pues según el periodista, si la falange va a la primera vuelta no podría participar de pacto parlamentario.”El paquete es uno solo. Y lo mismo con el debate programático, que se da dentro de la Nueva Mayoría”, indica el legislador y también plantea que le parecería incomprensible que se margine la DC particularmente considerando los puntos de convergencia con el resto del “mundo socialista o socialdemócrata”, con quienes tienen en común “el humanismo”.

También, sumando a sus primeras ideas, para el senador Chile podría avanzar en la “creación de industria”, vinculada al mercado del litio y del cobre, así como potenciar la generación de “pymes de nueva generación”, que ofrezcan servicios de alta tecnología en estas áreas a otros países, para que Chile pudiera alejarse del modelo primario exportador. Afirma además que la gratuidad en la educación se podría realizar de forma gradual, dependiendo del crecimiento.

Más Noticias

Más Noticias