Comité político de Piñera se repite el plato y suma a su asesor más cercano

Las razones del nombramiento de este equipo también son políticas, ya que tradicionalmente se busca tener representación de los principales partidos del bloque oficialista y un equilibrio de las fuerzas.

Comité político de Piñera se repite el plato y suma a asesor cercano
Comité político de Piñera se repite el plato y suma a asesor cercano
Por:  Daniel Martí­nez G.

Cuando Sebastián Piñera dejó La Moneda en 2014 para entregar la banda presidencial a Michelle Bachelet, lo hizo acompañado de un comité político integrado por sus colaboradores más cercanos. Cuatro años después, el equipo íntimo del presidente electo se repite el plato prácticamente igual, solo sumando la presencia de uno de sus principales asesores.

Las razones del nombramiento de este equipo también son políticas, ya que tradicionalmente en el comité político se busca tener representación de los principales partidos del bloque oficialista y así un equilibrio de las fuerzas. Con las designaciones hechas por Piñera, en el corazón de La Moneda habrá al menos un UDI, una RN y un Evópoli.

Interior

En este cargo volverá a asumir Andrés Chadwick (UDI), uno de los más cercanos del futuro mandatario, además de ser su primo. Desde que Piñera dejó el Ejecutivo, el designado ministro encabezó la Fundación Avanza Chile -organismo encargado de defender el legado de su primera administración y generar material de propuestas para políticas públicas-.

Si bien Chadwick había afirmado a sus cercanos que no tenía intenciones de volver al Gobierno en un alto cargo, su enorme poder reconocido al interior de Chile Vamos lo transformaba en una carta obligatoria para acompañar a Piñera los próximos años.

Secretaría General de Gobierno

En la vocería del Ejecutivo regresará Cecilia Pérez (RN). Por mucho tiempo se estuvo sondeando quién podía encabezar esta secretaría sin encontrar una persona ad-hoc para el cargo, por lo que finalmente terminó por echar mano a quien ya había encabezado ese ministerio. Pérez también había sondeado en Deportes y en Mujer.

Durante el último año, la designada ministra había encabezado varias polémicas en televisión y redes sociales, lo que la había alejado de la primera línea política. A eso se sumó un conflicto de poder en el entorno de Piñera, donde -varios han afirmado- se había ido alejando. Sin embargo, en los últimos días se determinó volver a colocarla en la defensa comunicacional del presidente electo.

Secretaría General de la Presidencia

Este cargo será clave durante los próximos cuatro años, debido a que es el encargado de gestionar la relación con el Congreso y los proyectos que se presentarán, lo que aparece más complejo en un contexto con una Cámara de Diputados y Senado más grande y con mayor dispersión de partidos. Para esta tarea, Piñera eligió a su ex jefe de asesores y encargado del programa de gobierno: Gonzalo Blumel (Evópoli), el más joven del equipo.

Durante los cuatros de la primera administración, Blumel estuvo en La Moneda aunque no siempre como el brazo derecho de Piñera, sino que como asesor del ex ministro Cristián Larroulet -el único que no regresará al comité político-. Poco a poco fue acercándose al presidente electo, al punto de convertirse en uno de los colaboradores más íntimos.

Su designación fue compleja para el círculo piñerista, ya que en un Congreso como el que deberán enfrentar desde marzo su gestión podría ser compleja y, finalmente, reemplazado, lo que despertaba los fantasmas de lo ocurrido con Rodrigo Peñailillo cuando fue nombrado como principal ministro de Bachelet, y que al poco tiempo cayó.

Hacienda

Las finanzas públicas volverán a recaer en las manos de Felipe Larraín, quien durante la primera administración ostentó el mismo cargo. En las últimas semanas, Larraín sonaba como eventual Canciller del país, en momentos en que se deberá enfrentar el juicio ante La Haya, pero la búsqueda de dar una señal política de estabilidad económica primó al momento de definirlo.

Larraín en las últimas semanas también estuvo involucrado en una polémica al ser miembro del consejo consultivo del informe Doing Business del Banco Mundial, luego de que su economista jefe asegurara que hubo una manipulación política de las cifras del informe para afectar a Chile durante el gobierno de Bachelet. Larraín afirmó que desde hace años no es parte del grupo, aunque en la formalidad sigue apareciendo en el listado.

Más Noticias

Más Noticias