Conoce a Noah Glass, el fundador no reconocido de Twitter

Cuando pensamos en el nacimiento de Twitter, son tres nombres los que nos vienen directo a la cabeza: Evan Williams, Biz Stone y Jack Dorsey. Sin embargo, toda gran empresa tecnológica tiene esa dosis de intriga, traición y drama que tanto nos encanta escarbar. Es ampliamente conocida la historia oficial de Twitter.

Por:  El Dínamo

Cuando pensamos en el nacimiento de Twitter, son tres nombres los que nos vienen directo a la cabeza: Evan Williams, Biz Stone y Jack Dorsey. Sin embargo, toda gran empresa tecnológica tiene esa dosis de intriga, traición y drama que tanto nos encanta escarbar. Es ampliamente conocida la historia oficial de Twitter. Evan Williams y Biz Stone, ex trabajadores de Google, inició una plataforma de podcasting llamada Odeo. Con el lanzamiento de Apple, su servicio quedó inservible, por lo que decidieron sacar otro proyecto, al que sumaron a Jack Dorsey. Los inversionistas de Odeo no creyeron en Twitter, así que Williams tuvo que comprar todas sus acciones. El resto ya lo conocemos. O eso creemos.

De acuerdo con algunos de los inversionistas de ese tiempo, Odeo inició en el departamento de Noah Glass. El programador había desarrollado un software que convertía un mensaje de voz en un MP3 alojado en Internet. El proyecto captó la atención de Evan Williams, quien se involucró a tal grado que mudó las oficinas del departamento de Glass al suyo. Después de todo, Evan le había vendido Blogger a Google, por lo que se compró una casa nueva y adecuó su vieja residencia para Odeo. A pesar de que Williams era el más interesado, todos veían a la plataforma como un proyecto de Noah.

Tiempo después, Odeo se movió a otra oficina y empezó a contratar gente, entre ellos, a Jack Dorsey, un arquitecto de software; y a un ingeniero, Blaine Cook. Con este movimiento, Williams también se convirtió en el CEO de Odeo. No obstante, en otoño de 2005, Apple anunció iTunes, por lo que la empresa recibió una estocada mortal. Por esta razón, los empleados decidieron hacer grupos de trabajo para determinar cuál sería el siguiente rumbo que tomaría la compañía.

A Noah Glass le tocó colaborar con Jack Dorsey, quien tenía la idea de desarrollar un servicio relacionado con lo que la gente hacía en determinado momento. A Glass le fascinó, por lo que en febrero de 2006, ambos presentaron al resto de la compañía su visión: mandar un mensaje de texto a un número móvil que lo publicaría con el resto de los contactos. Había nacido Twttr, la versión primigenia. De hecho, fue Noah quien creó el nombre, que eventualmente se convertiría en Twitter.

Sigue leyendo en:

Vía Noah Glass, el fundador no reconocido de Twitter en ALT1040

Más Noticias

Más Noticias