Consejo de asignación establece que los diputados no pueden arrendar autos de lujo

El caso se inició tras una solicitud del diputado Gaspar Rivas. Uno de los oficios que se evacuaron y que se envió por parte del consejo presidido por Sergio Páez indica que “el correcto ejercicio de la labor parlamentaria no requiere del uso de vehículos de lujo”.

Por:  El Dínamo

Cerca de un año atrás, el diputado Gaspar Rivas (ex RN) presentó una solicitud interna para revelar la lista de los diputados que arriendan automóviles y las características de estos. Aún no recibe respuesta.

“Durante el primer semestre de 2013, siendo aún militante de RN, participé en un almuerzo de bancada, donde se nos informó que una empresa automotora realizaría una presentación para ofrecernos arrendar automóviles de lujo, y que estos podrían ser pagados con cargo a la bencina. Acto seguido, ingresó un representante de la empresa, y distribuyó un catálogo de vehículos que podíamos elegir con ese beneficio”, indicó Rivas a La Tercera.

Este parlamentario envió cinco textos, a diferentes autoridades de la Cámara, pidiendo la información sobre los arriendos de automóviles. Estos han sido enviados al Consejo de Asignaciones, a la comisión de régimen interno, al comité de auditoría parlamentaria y a la comisión de ética.

En este proceso, el presidente del Consejo de Asignaciones Parlamentarias, Sergio Páez, envió un oficio el 6 de mayo al presidente de la Cámara, Marco Antonio Núñez, indicando que en ítem “traslación” de gastos operacionales –por el que los legisladores reciben cerca de 2 millones de pesos al mes para, entre otras cosas, arriendo de autos- se contemplan “los vehículos destinados a apoyar la función parlamentaria, tanto de propiedad del diputado como tomados por éste en arriendo, y los de propiedad del personal de apoyo destinados al mismo propósito”.

Se suma a lo anterior que “los fondos (estatales) pueden utilizarse en ‘vehículos destinados a apoyar la función parlamentaria’, es decir, no resulta posible arrendar vehículos para uso personal”.

Se advierte entonces que “el correcto ejercicio de la labor parlamentaria no requiere del uso de vehículos de lujo, y que por supuesto los fondos públicos deben utilizarse en forma racional, sin incurrir en gastos excesivos o innecesarios”.

Se enfatiza en el oficio que “no resulta procedente arrendar vehículos de lujo para uso personal de los parlamentarios”.

Finalmente, el 16 de enero pasado, la comisión de régimen interno le envió un oficio al parlamentario Gaspar Rivas estableciendo que reunirán y estudiarán los antecedentes “a la luz de las resoluciones del Consejo de Asignaciones Parlamentarias y que, posteriormente, le serán comunicados”.

Más Noticias

Más Noticias