Corte Suprema condena a 24 ex agentes de la DINA por secuestro de ex dirigente del MIR

Jorge Arturo Grez Aburto fue interceptado por agentes de la DINA en mayo de 1974 y aún no se determina el paradero de su cuerpo.

Suprema condena a 24 ex agentes de la DINA por secuestro a ex MIR
Suprema condena a 24 ex agentes de la DINA por secuestro a ex MIR

Este lunes, la Segunda Sala de la Corte Suprema condenó a 24 ex agentes de la DINA por el secuestro calificado de Jorge Arturo Grez Aburto, ex dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR), detenido el 23 de mayo de 1974 y considerado una de las víctimas de la denominada “Operación Colombo”.

El máximo tribunal condenó a César Manríquez Bravo, Pedro Espinoza Bravo, Miguel Krassnoff Martchenko y Gerardo Urrich González a 13 años de presidio por su responsabilidad como autores de secuestro calificados; a Raúl Iturriaga Neumann, Manuel Carevic Cubillos, Ciro Torré Saéz, Sergio Castillo González, José Fuentealba Saldías, José Fuentes Torres, Julio Hoyos Zegarra, Nelson Paz Bustamante, Claudio Orellana de la Pinta, Enrique Gutiérrez Rubilar, José Ojeda Obando, Hugo Delgado Carrasco, Juan Duarte Gallegos, Leónidas Méndez Moreno, Pedro Araneda Araneda, Rafael Riveros Frost y a Víctor Manuel Molina Astete, a una pena de 10 años de presidio; a Luis Mora Cerda, José Hormazábal Rodríguez y Reinaldo Concha Orellana, a 4 años de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada, por su responsabilidad como cómplices del delito.

Según la investigación que llevó a cabo el ministro en visita Hernán Crisosto Greisse, da cuenta que la detención del ex estudiante de Filosofía y Medicina de la Universidad de Concepción se llevó a cabo cuando salía de una galería de arte ubicada entre las calles Mc Iver y Miraflores, momento en el que fue interceptado por los agentes de la DINA.

Ahí, fue trasladado “a un inmueble ubicado en calle Londres 38, conocido también como Yucatán, que funcionaba como recinto clandestino de privación de libertad”, consignó La Tercera.

“En el tiempo de reclusión fue llevado por un par de días al recinto de detención del Estadio Chile y luego es devuelto a Londres 38. Mientras estuvo en este último lugar, se lo mantuvo sin contacto con el exterior, vendado, amarrado, siendo sometido continuamente a interrogatorios bajo tortura por los agentes, los que preguntaban por sus actividades partidistas y sobre el nombre y domicilio de sus compañeros de grupo político con el fin de proceder a su detención”, indica el fallo.

Agrega que “la última vez que Grez Aburto fue visto con vida ocurrió en fecha indeterminada del mes de julio de 1974, y desde entonces no ha sido posible determinar su paradero, no obstante las innumerables búsquedas que se han realizado, manteniéndose dicha situación hasta el momento actual”.

Más Noticias

Más Noticias