Crucero donde murió cocinero chileno llegó a Valparaiso: PDI inicia investigación

El Queen Mary II, uno de los cruceros más grandes del mundo, llegó al puerto principal del país y fue recibido por una manifestación pacífica de la familia. El transatlántico se puso a disposición de la policía chilena, que busca dilucidar qué sucedió la trágica noche en que murió Favio Oñate.

Por:  El Dínamo

El pasado 15 de agosto, Favio Oñate, 26 años, chileno, chef del crucero Queen Mary II, salió hacia la cubierta de la embarcación. De noche. Estaba lloviendo. Vestido solamente con pantalones. Zigzagueando. Su cara desencajada. Caminó hasta el borde, se apoyo en la baranda, y en circunstancias y/o motivos que aún se desconocen, su cuerpo se precipitó hacia el mar.

La descripción corresponde a las imágenes de las cámaras de seguridad del crucero, a las cuales tuvo acceso la familia de Oñate. Sin embargo, los familiares no consideran suficientes los antecedentes entregados por la empresa. Quieren saber qué pasó antes. Quieren saber si acaso Favio fue drogado o si fue él quien tomó la decisión de acabar con su vida.

En ese marco de incertidumbres y dolor fue que la familia y amigos del joven recibieron a la embarcación que llegó al puerto de Valparaíso esta madrugada a las 5 de la mañana con una manifestación pacífica para presionar a las Justicia y a la policía y a la propia empresa para que se esclarezca lo que realmente pasó esa noche en las aguas de las islas Bermudas. Una hora después, antes del amanecer, abordaron el crucero funcionarios de la Fiscalía Metropolitana Sur y policías de la PDI para comenzar la investigación.

El objetivo del Ministerio Público era ubicar e individualizar tanto al capitán de la nave como a los demás testigos de la tripulación que hayan presenciado o tomado conocimiento del accidente, así como también acceder a los registros de las cámaras de seguridad y realizar un registro fotográfico y un levantamiento planimétrico de distintos espacios del barco.

La madre del muchacho, Carolina Órdenes, contó a radio Bio-Bio que la manifestación era para “dar a conocer las falencias que tiene el barco en cuanto a seguridad, y esperamos una luz de esperanza para saber por policía chilena qué es lo que pueden investigar y que traigan algún resultado”.

Desde la empresa responsable del Queen Mary II, Cunard Line, señalaron estar en contacto permanente tanto con la familia como con el Consulado chileno en Londres para aportar con lo que sea necesario para la investigación.

Más Noticias

Más Noticias