De Gustos: Golfo di Napoli

La primera vez que escuché este restaurant fue de la boca de un gran amigo que siempre busca picadas que sean BBB sin excepción. El lugar me lo describió así: “los platos son exquisitos, enormes y los precios muy bajos”. ¡Un gran incentivo para ir!

Por:  El Dínamo

La primera vez que escuché este restaurant fue de la boca de un gran amigo que siempre busca picadas que sean BBB sin excepción. El lugar me lo describió así: “los platos son exquisitos, enormes y los precios muy bajos”. ¡Un gran incentivo para ir!

Así que decidí que el domingo era un buen día para experimentar, ya que después de comer se puede dormir siesta. Llegué a las 14:30 hrs y había una fila de aproximadamente 8 personas antes que yo. Es ideal reservar pero sólo se puede hasta las 13:30.

El lugar está realmente escondido en Irarrázaval. Tiene una puerta chiquitita pero lo bueno es que al lado está su propio estacionamiento. Al llegar te recibe Vincenzo, el dueño. Te anota en una lista y grita entusiastamente tu nombre cuando llega tu turno. Yo tuve que esperar 30 minutos.

Entramos y el lugar hace honor a su fama de picada: una decoración sencilla, simple, con unas vigas a la vista, paredes llenas de fotos de “personalidades” que han asistido al restaurant y mesas con mantel rojo. Bonito-bonito no es, pero tampoco es eso lo que se busca en una picada.

La carta de vinos es pequeña, así que elegimos uno cualquiera, porque todos rondan los $4.000. Para pedir los fondos miramos a nuestro alrededor y vimos porciones realmente gigantescas. Me gustaría saber si alguien ha ido y se ha comido todo el plato porque es una hazaña casi épica.

Nos saltamos la entrada, aprovechamos de picar un pan con ricotta muy rico y ordenamos ñoquis al pesto y ñoquis alla rabiatta ($3.500 cada uno). Exquisito, la pasta fresquísima y la salsa era muy buena. En términos de calidad el restaurant es increíble.

Por supuesto no pudimos terminar todo, por lo que te los envuelven en unos recipientes y te los llevas a tu casa. La carta de pizzas y postres también tenían muy buena cara, sus precios parecían muy convenientes y sus porciones también se veían muy grandes.

Creo que la decoración podría mejorar un poquito, sin llegar a convertirse en un lugar sofisticado. ¡También deberían mejorar el sistema de reservas

En resumen: a mí me gusto mucho. Es un lugar familiar, con atención rápida y atenta que privilegia la calidad, la cantidad y el precio.

Golfo di Napoli, Irarrázaval 2423; 3413675

“En las críticas gastronómicas de El Dínamo, la idea es contar con ustedes, con esos críticos que todos llevamos dentro. Por eso, les pedimos que nos cuenten sus picadas, las sugerencias de nuevos restaurantes en Santiago y en regiones, de buenos descubrimientos, de malos descubrimientos, de cafés y carritos, de blogs, de rutas… de todo lo que se les ocurra. ¡Los esperamos!” Victoria Paz 

Escríbannos a: gastronomia@eldinamo.cl

Más Noticias

Más Noticias