Defensor nacional desestima cambios propuestos por Piñera: “No existe una amenaza terrorista”

Andrés Mahnke llamó a la preocupación por "vulneraciones de derechos y eventuales abusos policiales contra personas que, en su mayoría, sufren altos niveles de pobreza".

Defensor nacional: "No existe una amenaza terrorista"
Defensor nacional: "No existe una amenaza terrorista"

La última semana de marzo, el Presidente Sebastián Piñera llegó a la región de La Araucanía, donde encabezó un Consejo de Seguridad Macro Zona y aprovechó de presentar indicaciones para reformular la polémica ley antiterrorista, buscando “poner a Chile a la vanguardia en materia de instrumentos legales para combatir el terrorismo no solamente en nuestro continente sino que en el mundo”.

Sin embargo, no todos celebraron. En su cuenta pública este jueves, el defensor nacional Andrés Mahnke desestimó que haya colaborado en algo la normativa legal, porque “es un dato relevante que en La Araucanía solo una de las decenas de personas que han sido imputadas bajo la Ley Antiterrorista ha sido condenada por la justicia”.

Las cifras demuestran que no existe una amenaza terrorista en el país y que, por lo mismo, el uso de técnicas investigativas especiales, como testigos protegidos o testigos ‘sin rostro’, agentes encubiertos, interceptación de comunicaciones o la figura del llamado ¡cooperador eficaz’ importan el grave riesgo de afectar sin control las libertades y garantías de toda la población, corriendo peligrosamente el límite del necesario cerco que el estado de derecho impone a las instituciones que detentan y ejercen el poder punitivo y el uso legítimo de la fuerza”, explicó.

En esa línea, el defensor nacional dijo que es necesario “contar con un diagnóstico adecuado y objetivo al momento de definir políticas públicas y porque en el actual debate en orno a esta ley otra vez nos enfrentamos a la posibilidad de que nuestro sistema de justicia se vea nuevamente desequilibrado, al existir espacios discrecionales que puedan redundar en nuevas vulneraciones de derechos y eventuales abusos policiales contra personas que, en su mayoría, sufren altos niveles de pobreza, segregación y vulnerabilidad social”.

Más Noticias

Más Noticias