Destapan caso de abuso sexual y bullying en compañía de Bomberos de Viña del Mar

La víctima, de tan solo 17 años, reveló los hechos ocurridos durante el año pasado y actualmente la PDI investiga lo sucedido.

Destapan caso de abuso sexual y bullying en compañía de Bomberos de Viña del Mar
Por:  El Dínamo

Un crudo relato fue el que entregó un joven de 17 años, quien era voluntario en la Primera Compañía de Bomberos de Ñuñoa y por canje fue trasladado a la Tercera Compañía de Viña del Mar. Una vez en la Ciudad Jardín, comenzó a vivir bullying con delitos de connotación sexual en su contra, los que relató al diario La Estrella de Valparaíso después de un año de investigación por parte de la PDI.

Según dio cuenta al medio porteño, todo comenzó tras su primera jornada de servicio, cuando en los camarines “me empezaron a molestar de palabra y respondí. Luego sacaron una cinta de embalaje y me amarraron de pies y manos, y me cubrieron la boca con varias vueltas de la cinta de color gris. No entendía lo que pasaba, me decían que me iban a tirar amarrado a la piscina del cuartel. Un voluntario me soltó el cinturón y luego me bajaron el short con el bóxer. Me ponen de guata en el piso con todas mis partes íntimas descubiertas“.

Pero no se terminó ahí, el afectado relató que “un bombero sacó un champú y me lo echó hacia el interior del ano… Le dije que no siguiera, pero hizo caso omiso. Sentí un fuerte escalofrío. No conformes con el abuso cometido en mi contra, sin mi consentimiento, me subieron el boxer con el short y me dejaron en el piso como si fuera basura, amarrado. Estuve como 10 minutos maniatado y tuve que soltar saliva para soltar la cinta de embalaje de la boca y cortar la cinta con las manos y los dientes. Fui al baño a limpiarme y cambiarme ropa… Me sentía muy mal por lo sucedido“.

Como si fuera poco, imágenes de lo ocurrido fueron difundidas a través de WhatsApp con sus ex compañeros en la comuna de Ñuñoa.

Cuando pensó que todo terminaría al darle a conocer la situación a su teniente, este le respondió de la manera que menos esperaba y le señaló que “si hablaba iba a perjudicar el canje entre las dos compañías y la imagen de Bomberos como institución se vería dañada, que olvidara lo sucedido, que eran cosas que pasan en la guardia. Que vería perjudicada mi carrera bomberil si se sabía lo que pasó”.

Ante este escenario, la víctima recurrió a la PDI, quienes ya llevan un año de investigación.

Más Noticias

Más Noticias