El día que la máquina superó al hombre

El computador de IBM "Watson" salió triunfante de su duelo contra el cerebro humano en el programa televisivo "Jeopardy!", al vencer a dos expertos concursantes en la tercera ronda de un reto que le obligaba a pensar como una persona. Watson, un complejo sistema operativo desarrollado durante cuatro años con la ayuda de ocho universidades, se embolsó el millón de dólares que otorga el concurso de la cadena ABC al acertar juegos de palabras y acertijos.   Sus oponentes, Ke

Por:  El Dínamo

El computador de IBM “Watson” salió triunfante de su duelo contra el cerebro humano en el programa televisivo “Jeopardy!”, al vencer a dos expertos concursantes en la tercera ronda de un reto que le obligaba a pensar como una persona.

Watson, un complejo sistema operativo desarrollado durante cuatro años con la ayuda de ocho universidades, se embolsó el millón de dólares que otorga el concurso de la cadena ABC al acertar juegos de palabras y acertijos.

 

Sus oponentes, Ken Jennings y Brad Rutter, distinguidos por ser los mejores concursantes que han pasado por el programa de preguntas y respuestas, contemplaron la victoria de Watson con 24.000 y 21.600 dólares en sus marcadores, respectivamente.

Kennings, que adquirió fama al ganar 74 juegos de forma consecutiva en el popular programa, admitió su derrota con sentido de humor al darle la bienvenida “a nuestros nuevos amos” del reino informático.

En el último día del concurso, el resultado final fue inequívoco: Watson cimentó su victoria en la categoría de no ficción, al acumular un total de 77.147 dólares, si bien Jennings le pisaba los talones.

Para IBM, aparte del golpe publicitario, la victoria de Watson es otro paso hacia el desarrollo de máquinas inteligentes capaces de entender y responder a los humanos, o con suerte, reemplazarlos.

De hecho, los investigadores de IBM y de otras empresas ya elaboran usos futuros de las tecnologías involucradas en las operaciones de Watson, que podrían tener impacto en las áreas de la medicina, leyes, e ingeniería, entre otros campos.

La rapidez a la hora de contestar del ordenador, de 13,64 terabites de memoria y potenciado por una habitación llena de servidores, fue una de sus garantías de triunfo, mientras los humanos dependían de sus reflejos para abalanzarse sobre el pulsador en cada respuesta.

Pero su mayor herramienta fue la capacidad de bucear, en milésimas de segundo, a través de más de 200 millones de páginas de material sacado de enciclopedias y de internet para compararlas con otras y encontrar la respuesta a cada pregunta.

Muchos han comparado el reto con el que en 1997 hizo mundialmente famosa a la computadora “Deep Blue” de IBM, que logró derrotar al entonces campeón mundial de ajedrez, Gary Kasparov.

Más Noticias

Más Noticias