El impacto económico del COVID-19 en clínicas privadas y médicos independientes

Mientras desde los centros acusan una baja del 80% en el número de atenciones electivas, los médicos a honorarios o dueños de sus consultas ganan la cuarta de lo que antes recaudaban.

El impacto del COVID-19 en clínicas privadas y médicos independientes
El impacto del COVID-19 en clínicas privadas y médicos independientes

Un 80% en promedio han caído las atenciones electivas en el sistema de salud privado, según reveló la propia Asociación de Clínicas Privadas de Chile a través de una minuta, en que detalló las complejidades que ha debido enfrentar el sector y los médicos independientes con la llegada del COVID-19 a Chile.

De acuerdo al documento, en el sistema de prestadores privados se encuentran  “enfrentando con todos nuestros recursos materiales, humanos y profesionales la pandemia de COVID-19”.

La Asociación de Clínicas Privadas explicó que las intervenciones quirúrgicas no urgentes -electivas- fueron postergadas por la autoridad en un comienzo de la emergencia sanitaria, principalmente para tener disponibles las camas críticas de estos centros y para no afectar los bancos de sangre.

“Además, la autoridad ordenó restringir las atenciones ambulatorias, lo que sumado a la campaña de autocuidado, #quedateencasa, y la restricción de la libertad de movilidad de las personas, ha derivado en una disminución considerable de la actividad. Existe una falsa percepción ciudadana en cuanto a que el sistema prestador privado está funcionando a plena capacidad y generando más actividad de lo habitual”, complementaron.

Las clínicas pidieron al Gobierno reducir significativamente los plazos de pago de las isapres y de Fonasa por las prestaciones realizadas y que el Estado pueda garantizar un pago adecuado por las prestaciones que otorgue el sistema en esta pandemia.

Pese a que el Ministerio de Salud anunció a fines de abril que junto con eliminar la medida que suprimía las garantías a enfermedades AUGE se levantó la circular que suspendía las cirugías electivas. Actualmente, la suspensión es parcial porque se pueden hacer intervenciones mayores a las ambulatorias y que no tengan más de una noche de hospitalización.

Médicos independientes ganan un cuarto de sus sueldos

Además de las clínicas privadas, los médicos y profesionales de la salud independientes se han visto seriamente afectados durante las últimas semanas.

Marcelo Quezada, director general de Contamed, con una importante cartera de médicos independientes, comenta a EL DÍNAMO que con la emergencia por el COVID-19 ahora ganan hasta la cuarta parte del dinero que obtenían antes.

Quezada explica que si antes un médico podía ganar hasta $16 millones mensuales, hoy ese mismo profesional gana hasta $4 millones. “Sobre todo estamos hablando de los médicos independientes que trabajan con boletas a honorarios prestando servicios a clínicas”, advirtió.

El contador también contó que los únicos médicos que se habrían salvado de la baja son los contratados con un sueldo base. “Diferente al médico que sólo va a operar, ya que le pagan acorde a las cirugías que haga”, agregó Quezada.

Pese a que siguen siendo sueldos millonarios, Marcelo Quezada explicó que sus gastos también son más elevados, pues “la mayoría de ellos paga el dividendo de su primera o segunda vivienda, pagan sus estudios o el de sus hijos. Son profesionales que están acostumbrados a ganar mucho dinero y que de un momento a otro no lo ganen es complicado”.

Misma línea que siguió el gerente tributario de Gestacorp Group y de TaxMed, Eduardo Reveco, quien trabaja con más de 80 médicos de distintas especialidades y de clínicas como la Alemana y Las Condes.

Al respecto, el contador auditor detalló que las bajas de sueldos dependen de las especialidades de los médicos, siendo las más afectadas el área de la cirugía plástica donde los salarios bajaron un 60%, seguido de la psiquiatría con 60% y la nutrición con 50%.

Reveco también precisó que esperan se mantengan hasta finales de julio las reducciones y que los patrimonios totales de médicos caigan en hasta 40%.

“Esto traería como consecuencia que se vería afectada su calidad de vida, ya que sus gastos están directamente relacionados a sus ingresos. Si bien en los servicios médicos se obtiene un buen nivel de ingresos, la baja que se está notando no permitiría sostener sus gastos y compromisos“, indicó Reveco.

Enfermedades no COVID-19 y su impacto en la salud

Otro punto en el que hicieron hincapié desde la Asociación de Clínicas Privadas fue que el impacto no sería sólo al bolsillo de estas instituciones y de los médicos independientes, sino que además se vería afectada directamente la salud de la población chilena por completo.

Principalmente porque una falta de consulta o un diagnóstico tardío puede incluso poner en riesgo la vida de las personas, quienes, por temor o inseguridad al contagio de COVID 19, prefieren no atenderse o postergar las consultas.

“Sólo para ilustrar, aquí se incluye la detección temprana de cánceres mamarios, hepáticos, pulmonares, de estómago o de colon, emergencias de salud como accidentes cardiovasculares y procedimientos relevantes para un diagnóstico (…) lo que nos puede conducir a lamentar incluso más muertes que las provocadas por COVID-19“, aseguraron.

De acuerdo a las estimaciones de las clínicas, por cada mes que se mantengan las actuales condiciones de operación, en el sistema prestador privado verán disminuidos los ingresos en $245 mil millones, de los cuales $58 mil millones corresponden a los honorarios profesionales de los médicos.

Hernán Claro

Periodista a su servicio con un profundo interés en la política.+ info

Más Noticias

Más Noticias