El mea culpa de Claudio Orrego: “Todo humo genera problemas a la salud”

A lo largo de todo el día de ayer, el intendente de la región Metropolitana indicaba que la nube de aire maloliente que afectó a toda la capital no era tóxica, lo que le hizo foco de múltiples críticas por parte de la comunidad de médicos y científicos en nuestro país.

Por:  El Dínamo

“La calidad del aire es regular”, indicaba este martes el intendente metropolitano, Claudio Orrego, mientras enfrentaba las primeras horas de un gran incendio que afecta al relleno Santa Marta, en la comuna de Talagante.

La principal consecuencia de este siniestro fue una enorme nube de humo pestilente que cubrió prácticamente la totalidad de la capital, lo que provocó desde dolores de cabeza, náuseas, hasta picazón en ojos y garganta.

Consultado respecto de si el aire podía ser tóxico, rápidamente el intendente descartó eventuales riesgos o peligro –pese a recomendar que personas que presentara condiciones de riesgo, como embarazadas, niños, adultos mayores y gente con enfermedades respiratorias.

Tras su declaración, inmediatamente la comunidad médica y científica de Chile –aparte de toda la tuitósfera- se le echó encima, calificándolo mínimo como irresponsable.

Sin embargo, de acuerdo a Radio Bío-Bío, Orrego declaró este miércoles que el humo del incendio era efectivamente tóxico. “Más allá del léxico que yo ocupé el día de ayer, que puede  no haber sido técnicamente adecuado, todo humo genera problemas a la salud, y nadie puede vivir rodeado de humo sin problemas a la salud”, reconoció Orrego.

En ese sentido, la autoridad regional aclaró que sus dichos intentaron explicar que el humo del incendio en este relleno sanitario era muy distinto al de una emergencia química. “Lo que hemos sostenido es que la combustión generada por basura orgánica es muy distinta a la que se puede generar por un derrame químico”, especificó.

Más Noticias

Más Noticias