Empresa chilena promete detectar grandes fugas de agua desde un satélite

Según sus creadores, es diez veces más rápido que los otros sistemas del mercado y no depende de las condiciones climáticas presentes en la zona a analizar.

Empresa chilena promete detectar fugas de agua con tecnología satelital
Empresa chilena promete detectar fugas de agua con tecnología satelital

La falta de lluvias en gran parte de Chile, principalmente en la zona centro-sur, y los efectos del calentamiento global, han derivado en una de las mayores crisis hídricas de nuestra historia. Por ello, algunos chilenos vienen trabajando desde hace tiempo para poner nuevas tecnologías al servicio del medio ambiente.

Un ejemplo es la empresa Blass.cl, definida por sus creadores como “un portafolio de tecnologías innovadoras” donde desarrollaron un novedoso sistema para detectar cualquier fuga de agua usando la panorámica de un satélite israelí.

Algo que puede sonar como sacado de una película de ciencia ficción, pero que permite ahorrar miles de litros de agua a las empresas sanitarias en el mundo y ya se ha usado en 30 países.

Según cuenta a EL DÍNAMO uno de sus fundadores, Paul Guiloff, “esta tecnología tiene un tremendo impacto social y ambiental” ya que “podemos controlar fugas y pérdidas en la red, evitando así, futuros cortes reiterados”.

¿Cómo funciona la tecnología?

Guiloff contó que su tecnología para la detención de fugas se caracteriza por trabajar con una fotografía satelital. “Lo que se hace es analizar toda la información que tiene la imagen y localizar las fugas que hayan en la red en radios inferiores a los 100 metros”, reveló.

Luego la información recopilada por Blass.cl es traspasada -a través de un documento o aplicaciones móviles- a la sanitaria que contrata el servicio, para que esta pueda solucionar la falla.

Según el empresario, a diferencia de la actual metodología análoga que ocupan otros actores del mercado, “la nuestra funciona independiente de las características del clima, si es de día o de noche, si hace frio o calor, si la tubería es de plástico o de acero y si hay ruido o no”.

Esto permite “aumentar la eficiencia y eficacia de los planes de detección de fuga que hace una empresa sanitaria”, que antes, “debían recorrer zonas extensas en la red para encontrar las fugas, lo que era como recorrer varios kilómetros con los ojos tapados”.

“Logramos recorrer y escanear las redes de agua diez veces más rápido de lo que se hace con otros sistemas. Si escaneamos 1.500 kilómetros de red con el satélite, en terreno deberían recorrer sólo 100 kilómetros, cuando antes se debían recorrer por completo los 1.500”, complementó Guiloff.

Con el propósito de presentar este y otros negocios ligados al uso de tecnologías y el cuidado del agua, Blass realizará el seminario internacional “Redes inteligentes de agua”, que se hará entre las 8.30 y 17.30 horas del miércoles 18 de marzo en el hotel Renaissance de Santiago.

Hernán Claro

Periodista a su servicio con un profundo interés en la política.+ info

Más Noticias

Más Noticias