Este es el polémico informe del INDH a los centros del Sename

El documento deja en evidencia una serie de abusos sexuales y violencia en el interior de los centros del Servicio Nacional de Menores.

Este es el polémico informe del INDH a los centros del Sename

La remoción de su cargo del ex director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Branislav Marelic, dejó entrever una serie de conflictos y discrepancias al interior de dicha institución.

Una de ellas, y la que ha sido más comentada tras la salida de Marelic, es la realización de un estudio que determinara la situación que viven los niños y niñas residentes en centros del Servicio Nacional de Menores (Sename).

Este punto ha generado controversia ya que Consuelo Contreras, sucesora de Marelic en la dirección, mantenía una relación laboral con Sename a través de la Corporación Opción, una ONG que presta terapias reparativas y realiza peritajes judiciales a los niños residentes, entre otras labores, y de la cual Contreras fue fundadora y directora ejecutiva hasta su nombramiento en el INDH.

Una de las principales discrepancias que tuvo la actual directora del INDH fue al instrumento aplicado a los niños y niñas residentes en hogares del Sename.

Según ha dicho Contreras, la metodología no era la apropiada para ser aplicada a los niños y niñas, sobre todo si eran víctimas de abusos.

A pesar de su oposición, sin embargo, el estudio en su totalidad, la aplicación de dicha encuesta a los residentes y los capítulos del informe fueron aprobados con la mayoría del consejo del INDH.

Así, entre enero y abril de 2017, el INDH realizó una misión de observación, visitando 171 centros del Sename, equivalentes al 83% de todos los centros de la red nacional.

En ellos residen niños, niñas y adolescentes que se encuentran bajo la custodia del Estado, entrevistando a 405 niños (de 8 a 17 años) y ejecutando una encuesta autoaplicada a 1.076 funcionarios de los Centros de Reparación Especializada de Adminsitración Directa (CREAD) y de Convenios Organismos Colaboradores Sename (OCAS).

Además del instrumento aplicado a los niños para indagar sobre eventuales vulneraciones de derechos que pudiesen ser víctimas, se evaluó las condiciones de cumplimiento de los derechos humanos al interior de los centros y se aplicó una encuesta institucional a los funcionarios para evaluar sus condiciones laborales.

De esta manera, se pudo evaluar la integridad física y seguridad personal, condiciones de vida y de cuidado, vinculación con el medio y participación, educación y familia e identidad, información y libertad de expresión, y respeto y protección de grupos vulnerables.

El Dínamo tuvo acceso al informe y algunas de las conclusiones de la misión de observación a centros residenciales de protección de la red Sename, fechado en enero de 2018, son:

Abuso sexual:
Se identificó un total de 23 casos de abuso sexual relatados por los propios niños y niñas entrevistadas, ocurridos en los últimos 12 meses.

Estos casos corresponden a los niños y niñas que fueron víctimas de abuso sexual en el hogar actual o anterior dentro del último año y que representan un 6,8% del total de casos con datos válidos.

Otros 4 casos de abusos sexuales ocurridos en el centro actual o anterior fueron identificados, además de un caso que fue identificado en una visita especial (fuera de la muestra) llevada a cabo en un CREAD. Por último, se tomó conocimiento de otros 5 casos de abusos sexuales pero que tuvieron lugar con anterioridad al periodo considerado (12 meses).

Estas situaciones de abuso sexual se reportaron en 20 centros ubicados en 9 regiones del país, presentándose la mayor frecuencia en la región de Valparaíso y Los Lagos, seguida de la región de El Maule, Biobío y La Araucanía.

En un 78,2% de los casos, los abusos habrían sido cometidos por otro/a menor de edad que vive o no en su centro actual.

Por su parte, un 6,8% de los niños y niñas que reportaron abuso sexual, señalan que éste fue cometido por adultos que trabajaban en ese momento en el centro.

Cabe destacar el alto porcentaje de niños y niñas que reportan estar actualmente en contacto con la persona que habría cometido el abuso (69.1%).

Mayoritariamente los niños y niñas que reportaron abuso sexual describieron haber sufrido tocaciones en sus partes íntimas (55,3%), seguido de voyerismo (16,7%) e insinuaciones de carácter sexual (16%).

Estos abusos habrían afectado principalmente a niños y niñas de menor edad. Así, un 66,1% de los niños y niñas reportaron abusos que se habrían producido o iniciado cuando tenían menos de 14 años, mientras que un número también mayoritario de los niños y niñas que reportó abuso sexual (57,5%) señaló que tenía menos de 14 años la última vez que habría sufrido este tipo de abuso.

Violencia de los pares:
189 niños y niñas reconocieron haber sido víctimas de violencia reiterada (“muchas veces”), por parte de sus pares, durante los últimos 12 meses.
Esta cifra se traduce en que uno de cada dos niños bajo protección del Estado en centros residenciales es objeto de violencia reiterada por parte de sus pares, sea esta de carácter físico o psicológico.

Violencia institucionalizada:
321 niños y niñas señalaron haber recibido algún tipo de castigo. Ello representa una prevalencia año igual al 84.3%. Dicho de otro modo, 8 de cada 10 niños en los centros de protección de Sename reportó ser castigado por parte del personal, durante los últimos 12 meses.

Informe Sename INDH-ELDINAMO by Anonymous p9K3MMj54 on Scribd

Más Noticias

Más Noticias