Expertos en picada contra regreso de la restricción vehicular: hasta un 13,8% podrían aumentar viajes en el transporte público

De acuerdo a los especialistas, la medida es positiva en un contexto de normalidad, pero mientras dure la pandemia iría en contra de la sugerencia de los epidemiólogos de mantener el distanciamiento social.

Expertos prevén que restricción a catalíticos aumentará viajes en el transporte público en medio de la pandemia
Expertos prevén que restricción a catalíticos aumentará viajes en el transporte público en medio de la pandemia

A partir de hoy y en el marco del Plan de Descontaminación de la Región Metropolitana el Gobierno trajo de vuelta la restricción de vehículos no catalíticos inscritos antes del 2011. Sin embargo, la medida alertó rápidamente a los académicos y especialistas en transporte, quienes calcularon que podría implicar un aumento en el número de viajes hechos en transporte público.

Así de tajante fue el académico de la U. Católica de Valparaíso, Franco Basso, quien en conversación con EL DÍNAMO afirmó que con la restricción a catalíticos, “se podrían realizar un 13,8% más viajes al día en transporte público”.

Según Basso, la cifra obtiene considerando que por día dejarán de circular 220 mil vehículos, mismos que en promedio transportan a 1,5 personas. Luego, considerando que cada usuario del transporte público hace 2,5 viajes diarios, estaríamos hablando de un total de 825 mil viajes al día.

El académico afirmó que medidas como estas son favorables en épocas normales donde “se debe limitar el uso del automóvil particular por la contaminación y congestión que produce”, pero mientras dure la pandemia, “los epidemiólogos recomiendan la distancia social como herramienta para mantener a raya el COVID-19”.

Misma versión con la que coincidió el ex coordinador del Transantiago hasta 2011 e ingeniero de la Universidad Católica, Raimundo Cruzat, quien explicó a EL DÍNAMO que la restricción de catalíticos partió como “una medida torcida que en realidad apuntaba a reducir los atochamientos en la capital” porque desde su creación “se basó en un falso pronóstico de que estos automóviles contaminan demasiado”.

De acuerdo al especialista, “la restricción de algunos catalíticos en estas circunstancias sólo produce un hacinamiento mayor en el transporte público”, ya que además, “se ha reducido la frecuencia del Metro de Santiago y la afluencia de buses en las calles”.

Reportes del Gobierno indican una baja contaminación

Otro de los argumentos de Cruzat fue que la medida se entiende aún menos en este contexto, donde el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera “ha confirmado una reducción en los índices de contaminación”.

Basso, por su parte, profundizó en esta disminución de la contaminación y dijo que “el Gobierno dice que es de hasta un 40%”, por lo que pidió a las autoridades, “revisar esta restricción vehicular, ver si es oportuno tener una restricción vehicular igual que la usada en todos los años anteriores”.

Más tarde el académico de la Universidad Católica de Valparaíso aconsejó a las autoridades del Ministerio “retomar la capacidad total del transporte. Cuando comenzaron las cuarentenas hubo disminuciones importantes en el número de viajes, por esos días se realizaron un 20% de los viajes normales en Metro”.

“Hoy estamos cerca del 80% de lo normal y debemos aumentar las frecuencias de Metro y el número de buses en las calles”, explicó.

Municipios se cuadran con expertos y piden suspender restricción

Desde los municipios, en tanto, se cuadraron con la versión de los especialistas y a través de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), pidieron al Gobierno suspender la restricción vehicular para prevenir contagios en el transporte público

El presidente de la Comisión de Transporte de la Asociación Chilena de Municipalidades y concejal de Lo Espejo, Carlos Soto, lamentó la disposición del Ministerio de Transporte de implementar la restricción vehicular porque “favorece el contagio de COVID 19, al obligar a los dueños de vehículos a usar el transporte público, para llegar a sus respectivos trabajos”.

De acuerdo a la autoridad de la AChM, “esta es una medida que camina en el sentido contrario del distanciamiento social, que deben mantener los ciudadanos para prevenir el contagio”.

“Obligar a los ciudadanos a bajarse de sus autos para tomar el transporte público, provocará una mayor crisis en el transporte público”, concluyó.

Hernán Claro

Periodista a su servicio con un profundo interés en la política.+ info

Más Noticias

Más Noticias