Informe de Contraloría destapa mal manejo de cadáveres en el SML

Un lapidario informe es el que desde el 12 de abril mantiene en su página web la Contraloría General de la República, en contra del Servicio Médico Legal (SML). En 131 páginas el ente fiscalizador, detalla, analiza y cuestiona el accionar de la entidad -que dirige el doctor Patricio Bustos y que depende del Ministerio de Justicia- durante el segundo semestre de 2009.

Por:  Fernando Duarte M

Un
lapidario informe es el que desde el 12 de abril mantiene en su página web la Contraloría General
de la República,
en contra del Servicio Médico Legal (SML).

En
131 páginas el ente fiscalizador, detalla, analiza y cuestiona el accionar de
la entidad
-que dirige el doctor Patricio Bustos y que depende del Ministerio
de Justicia-
durante el segundo semestre de 2009.

Si
bien el órgano revisor de cuentas consideró superadas varias de las
observaciones, llama la atención, por ejemplo, que el SML carezca de “normas
para regular los procedimientos de tanatología, sexología forense y del
programa de derechos humanos”.

“En cajas de cartón”

La
auditoría se extendió a varias regiones del país. Y en Los Lagos se constató que
las actas de recepción de algunos fallecidos carecían de datos completos y
firma del familiar que retiraba el cuerpo.
A modo de defensa, los peritos
manifestaron que “desconocían la existencia de las pautas básicas de los
procedimientos técnicos y administrativos en las pericias médicas”.

En
relación a las muestras de ADN, señala el informe, se comprobó que las que se
tomaron entre los años 2003 a
2010 se encontraban guardadas en cajas de cartón
. Y las anteriores a esos años,
permanecían en el entretecho del Servicio Médico Legal de Puerto Montt.

Otra
de las irregularidades fue que las cámaras frigoríficas de la entidad estaban
saturadas, ya que en algunas de las bandejas había más de un cadáver.

Además,
el SLM no solicitaba periódicamente las autorizaciones a los tribunales para
realizar inhumaciones, por lo que muchos cuerpos permanecían ahí desde antes de
2010 y de otros se desconocía el año de ingreso.

“Cámaras
frigoríficas que debían funcionar a -18 grados, lo hacían entre 1 y 5 debido a
la antigüedad de los equipos”
, consigna el informe.

En otras regiones

En
octubre de 2007, el SML de Antofagasta adquirió un equipo de rayos X por casi
59 millones de pesos, sin embargo, a fines de 2008 no se encontraba funcionando
y seguía en su embalaje original.
“Según el médico jefe -señala Contraloría- la
encargada de la unidad de rayos no supo manejarlo debido a su complejidad y
falta de capacitación”.

En
Valparaíso, en tanto, el órgano fiscalizador estableció que el servicio no
contaba con antecedentes respecto de las condiciones en que era encontrado un
fallecido. Ello, porque los peritos no acompañaban a las autoridades al lugar
de los hechos, pues la repartición carecía de recursos humanos suficientes.

En
la misma repartición, subraya el informe, se constató que se han emitido
protocolos de autopsias sin fechas de emisión, ni firma de perito médico legal,
además de autopsias y exámenes realizados sin autorización de la Fiscalía.

Investigación sumaria

Tras recibir los descargos del SML, la Contraloría decidió
instruir un sumario por el uso indebido de un vehículo fiscal
y determinar
eventuales responsabilidades administrativas en relación a una camioneta
asignada a la Oficina
de Melipilla de la Dirección Regional
Metropolitana, que era guardada en el domicilio de un funcionario en Maipú.
Además, se instruyó otro sumario por la falta de control en la asistencia y
cumplimiento de horarios de funcionarios del nivel central.

Más Noticias

Más Noticias