Inicia operaciones Cerro Pabellón, la primera planta geotérmica de Sudamérica

Ubicada a 4.500 metros sobre el nivel del mar en la comuna de Ollagüe, en el Desierto de Atacama, comenzó a suministrar electricidad al sistema que abastece de energía al norte de Chile.

Cerro Pabellón, la primera planta geotérmica de Sudamérica
Cerro Pabellón, la primera planta geotérmica de Sudamérica

La primera planta geotérmica de Sudamérica, llamada Cerro Pabellón, inició sus operaciones y  empezó a inyectar energía al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING).

De 48 MW y ubicada a 4.500 metros sobre el nivel del mar en la comuna de Ollagüe, Desierto de Atacama, la iniciativa fue desarrollada por Enel Green Power (81,7%), y ENAP (18,3%).

La instalación está compuesta por dos unidades de una potencia instalada bruta de 24 MW cada una, y una vez que esté en pleno funcionamiento será capaz de producir alrededor de 340 GWhh al año, lo que equivale a las necesidades de consumo de más de 165.000 hogares chilenos, evitando la emisión anual a la atmósfera de más de 166.000 toneladas de CO2.

Marcelo Tokman, Gerente General de ENAP, señaló que como empresa “estamos enfocados en ser articuladores de soluciones energéticas para el país y la región, dinamizando la creación permanente de proyectos como Cerro Pabellón que aporten al desarrollo energías limpias para Chile”.

Asimismo, Guido Cappetti, gerente general de Geotérmica del Norte (GDN) -sociedad compuesta por Enel Green Power y ENAP-, destacó el inicio de operaciones y dijo que “gracias a nuestra amplia experiencia en geotermia, hemos podido aprovechar parte del enorme potencial geotérmico de Chile, fortaleciendo el compromiso de Enel y ENAP con la diversificación de la matriz de generación chilena con una nueva fuente de energía renovable”.

Cerro Pabellón incorpora la tecnología geotérmica más avanzada, lo que la hace  adecuada a las condiciones extremas de un área marcada por elevada oscilación térmica y gran altitud geográfica. Para generar energía, la planta extrae el fluido geotérmico del yacimiento encontrado durante la fase de exploración del proyecto, y una vez que el fluido ha completado la generación de electricidad, se inyecta de nuevo en el reservorio, garantizando la sostenibilidad a largo plazo del recurso.

Más Noticias

Más Noticias