Jadue firma documento para condenar “intentos de desestabilización” de la ultraderecha en América Latina

En la declaración se sugiere que este sector tendría el manejo de los medios de comunicación, con los que promueven conductas antidemocráticas.

Jadue firma documento para condenar "intentos de desestabilización" en América Latina
Jadue firma documento para condenar "intentos de desestabilización" en América Latina

En representación de Chile, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), firmó una declaración junto a otros líderes mundiales con el propósito de condenar cualquier tipo de intento de desestabilización el Gobierno de Bolivia u otra nación, por parte de la ultraderecha en América Latina.

La denominada “Declaración de La Paz en defensa de la Democracia”, fue ratificada, además de Jadue, por el recién asumido presidente de Bolivia, Luis Arce; el presidente de Argentina, Alberto Fernández; la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff; el ex presidente de Bolivia, Evo Morales; el vicepresidente de España, Pablo Iglesias; el ex presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero; el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, entre otras personalidades.

De acuerdo al documento, se hace necesaria la interacción y defensa de la democracia en el continente porque este tipo de gobiernos estarían amenazado.

“Basta con analizar los acontecimientos políticos de los últimos meses en Bolivia, país anfitrión de esta declaración, para constatar que la principal amenaza a la democracia y la paz social en el siglo XXI es el golpismo de la ultraderecha”, explicaron sus firmantes.

Por su parte, el jefe comunal de Recoleta explicó en sus redes sociales que esta declaración “nos compromete a trabajar conjuntamente por la democracia, la paz, los derechos humanos y la justicia social”.

Propagación de la ultraderecha

En el documento en que condenan los intentos de desestabilización, Jadue y los demás políticos de izquierda aseguraron que en los últimos años “la ultraderecha se expande a nivel global”, a través de “propagar la mentira y la difamación sistemática de los adversarios como instrumentos políticos, apelando a la persecución y la violencia política en distintos países”.

“Promueve desestabilizaciones y formas antidemocráticas de acceso al poder”, agregaron.

Además, la agrupación hizo hincapié en que esta “acción antidemocrática” se potenciaría en América Latina porque encuentra “poderes comunicacionales a su servicio, que acumulando un inmenso poder de influencia”.

“Pretenden manipular y tutelar las democracias en defensa de sus intereses políticos y económicos”, concluyeron los firmantes del documento.

Hernán Claro

Periodista a su servicio con un profundo interés en la política.+ info

Más Noticias

Más Noticias