La declaración de figuras históricas del PS: “Nuestra democracia está en peligro”

Hicieron un llamado a "la izquierda democrática" a "emprender una decidida batalla ideológica, cultural y política contra esta amenaza que puede pavimentar el camino a una respuesta de toda otra índole: la instauración por las armas de un régimen dictatorial".

Figuras históricas PS: "Nuestra democracia está en peligro"
Figuras históricas PS: "Nuestra democracia está en peligro"

Más de 90 militantes del Partido Socialista (PS) firmaron una carta pública, titulada “Por la democracia”, en la cual dan a conocer su visión respecto a las manifestaciones sociales que se registran a lo largo del país.

Esta declaración cuenta con el respaldo de figuras como los senadores José Miguel Insulza y Rabindranath Quinteros, los diputados Marcelo Schilling y Marcelo Díaz, además de los ex ministros José Antonio Viera Gallo, Juan Gabriel Valdés y Gabriel de la Fuente, y el ex embajador Ricardo Núñez.

>

En el documento, los militantes se muestran contrarios a quienes consideran que “en Chile no hay democracia”, ya que estas posturas están “lesionando la cohesión social y sembrando la desconfianza en torno a este noble valor. No solo, también ofenden a toda una generación de hombres y mujeres que lucharon, a costa de sus vidas, seguridades y libertades, por terminar la dictadura de 17 años y recuperar el preciado bien de la democracia”.

“Es nuestro deber oponer razones y argumentos frente a esta dañina perspectiva que corroe los fundamentos de la vida democrática y facilita salidas de fuerza hacia aventuras autoritarias y peligrosos populismos”, indicaron.

Respecto al estallido social, aseguran que las movilizaciones han mostrado la cara de “tres Chile: Por un lado, las millones de personas que se han manifestado pacíficamente exigiendo derechos y rechazando las inequidades y abusos”.

“Hay también un amplio Chile que observa con preocupación la crisis y el caos y que en algún momento hará oír su voz, la que deberá ser democráticamente escuchada”, y finalmente están “minorías, que, al amparo de estas justas causas, se han dedicado a ciega destrucción, al vandalismo y al pillaje”.

“En estas minorías coexisten lumpen y sectores marginados, bandas criminales ligadas principalmente al narcotráfico, y grupos extremistas y antisistémicos, altamente ideologizados y organizados en torno a un único objetivo: destruir las instituciones públicas y privadas y arrasar con el Estado de derecho y la democracia chilena”, argumentaron.

Es por esto que hicieron un llamado a “la izquierda democrática” a “emprender una decidida batalla ideológica, cultural y política contra esta amenaza que puede pavimentar el camino a una respuesta de toda otra índole: la instauración por las armas de un régimen dictatorial que ‘pacifique’ un Chile arrasado e inerme ante una guerra alimentada por los dos extremos del espectro político”.

Junto con ello, se refirieron al acuerdo conseguido entre la oposición y el oficialismo por una nueva Constitución, dejando en claro que “fue un acuerdo que significó ceder en posiciones ideológicas por las partes adversarias. La UDI aceptó sepultar la Constitución ideada en dictadura por su fundador, y partidos del Frente Amplio desecharon la postura del todo o nada”.

“Nada de este histórico acuerdo habría sido posible sin la pacífica movilización y presiones de millones de chilenas y chilenos. Son ellos los verdaderos ganadores de este pacto por un Chile distinto y mejor”, precisaron.

Más Noticias

Más Noticias