La noticia que Marambio pensó que jamás leería

La Habana.- La Justicia cubana procesó por delitos económicos al empresario chileno Max Marambio, que fue enjuiciado "en ausencia", en una vista en la que también se juzgó al ex ministro cubano de Industria Alimenticia Alejandro Roca Iglesias.  

Por:  El Dínamo

La Habana.- La Justicia cubana procesó por delitos económicos al empresario chileno Max Marambio, que fue enjuiciado “en ausencia”, en una vista en la que también se juzgó al ex ministro cubano de Industria Alimenticia Alejandro Roca Iglesias. 

El diario oficial Granma informó que el Tribunal Provincial Popular de La Habana declaró “concluso para sentencia” el juicio contra Marambio y para el citado ex ministro que fue destituido en 2009. Los medios oficiales de la isla no habían informado hasta hoy del proceso seguido contra Roca, quien salió del Gobierno en marzo de 2009 junto a otros ministros destituidos por el presidente Raúl Castro, ni de que se hubiera iniciado el juicio del empresario chileno contra quien ya había una orden de busca y captura. La nota del periódico precisa que el fallo será dado a conocer en los próximos días. 

Según el diario, Roca fue juzgado por los delitos de cohecho y actos en perjuicio de la actividad económica o de la contratación, y la Fiscalía ha pedido para él 15 años de prisión. Para Marambio, la Fiscalía ha pedido 20 años de cárcel por los delitos de cohecho y de falsificación de documentos bancarios y de comercio.

Granma señala que el empresario no se presentó a la citación judicial de la Justicia cubana por lo que fue procesado “en ausencia” y su defensa la asumió “un abogado designado de oficio por el Tribunal, en correspondencia con lo establecido en la disposición legal vigente”.

Marambio, que fue guardaespaldas del presidente Salvador Allende y en épocas pasadas amigo personal de Fidel Castro, es dueño a partes iguales con el Estado cubano de la productora de alimentos Río Zaza, sobre la cual el Gobierno de Raúl Castro abrió en 2010 una investigación por presunta corrupción. La Justicia cubana había citado ya a Marambio en julio pasado, pero el empresario no se presentó y se ordenó su busca y captura. 

El caso salió a relucir públicamente en Cuba con la muerte en abril del año pasado del ingeniero chileno Roberto Baudrand, que trabajaba en la isla como gerente general de la empresa mixta Río Zaza. Baudrand fue encontrado muerto en su apartamento en La Habana debido a una “insuficiencia respiratoria aguda” asociada con el consumo de fármacos y alcohol, según los resultados de la autopsia divulgados en una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

Según aquel comunicado, la empresa Río Zaza era objeto de “una verificación fiscal, una auditoría y otras investigaciones de los órganos competentes, para esclarecer la presunta comisión de irregularidades y violaciones de las leyes vigentes en las que están implicados un grupo de directivos chilenos que abandonaron el país o no se presentaron al inicio del proceso”. 

Chile pidió entonces a Cuba una “exhaustiva investigación” de la muerte de Baudrand, que había sido interrogado varias veces por la Fiscalía cubana y, aunque estaba en libertad, tenía prohibido abandonar la isla. El Gobierno cubano no ofreció mayores detalles del proceso judicial, mientras que, desde Chile, Marambio anunció a fines de 2010 que había recurrido ante la Cámara Internacional de Comercio de París para demostrar su “total inocencia” ante el proceso cubano.

Más Noticias

Más Noticias