La nueva vida de Sabas Chahuán a más de un mes de dejar la Fiscalía Nacional

El abogado se encuentra trabajando en el estudio Hales & Cía. donde trabaja ocho horas diarias. "Mi esposa es la más contenta, porque ahora llego más temprano a la casa", contó.

Por:  El Dínamo

Fue el pasado 2 de diciembre cuando Sabas Chahuán abandonó su puesto como Fiscal Nacional tras ocho años. Atrás dejó un particular 2015, donde estuvo abocado a las investigaciones por financiamiento irregular de la política, dejando en el pasado los bullados casos Penta, SQM y Corpesca.

Hoy, visiblemente más relajado, el abogado se encuentra trabajando con su colega y amigo Raimundo Hales, en el estudio Hales & Cia. en pleno centro de Santiago, donde tiene una oficina llena de cajas con pertenencias que aún no ordena.

En conversación con LUN, Chahuán afirmó que “voy a estar acá unos seis meses, en la oficina de mi amigo. Ya hemos tenido reuniones con clientes para hacer asesorías”.

“Estoy más tranquilo, tengo menos carga laboral y menos presiones. Antes trabajaba unas 12 horas diarias, y ahora deben ser ocho horas, pero a mi ritmo. Yo manejo mi agenda. Y mi esposa es la más contenta, porque ahora llego más temprano a la casa”, sostiene.

A pesar de su nueva vida, mucho más relajada que en el Ministerio Público, el ex Fiscal Nacional asegura que echa de menos su antiguo trabajo, principalmente porque extraña a la gente con la que trabajaba y la aventura, “lo distinto e inesperado que cada día tenía”.

Por otro lado, continúa haciendo clases de Derecho Procesal en la Universidad de Chile, trabajo que mantiene desde 1990, cuando partió como ayudante. Jonathan Valenzuela, colega del en la casa de estudios, afirmó que es un profe divertido. “Tiene carisma, tiene la gracia de combinar anécdotas personales y del mundo, y las vincula con la materia que está enseñando, eso es parte de su éxito, mantiene a la audiencia muy pendiente“.

Consultado por si le gustaría llegar al Congreso en algún momento, Sabas Chahuán indica que “yo dije alguna vez que conocía a parlamentarios muy respetables y que, en un futuro lejano, tal vez, lo pensaría. Pero no me interesa“.

Más Noticias

Más Noticias