La ofensiva contra Castilla

En el momento en que el Seremi de Salud de Atacama, Nicolás Baeza, cambió la calificación del proyecto Central Castilla de “contaminante” a “molesta”, inmediatamente los diversos grupos opositores al proyecto se pronunciaron para evitar que la iniciativa del millonario brasileño Eike Batista, de US$4.400 millones, se materialice.   La empresa MPX, a cargo del proyecto, emitió un comunicado oficial donde declara que “este pronunciamiento

Por:  Francisco Valenzuela Huerta

En el momento en que el Seremi de Salud de Atacama, Nicolás Baeza, cambió la calificación del proyecto Central Castilla de “contaminante” a “molesta”, inmediatamente los diversos grupos opositores al proyecto se pronunciaron para evitar que la iniciativa del millonario brasileño Eike Batista, de US$4.400 millones, se materialice.

La empresa MPX, a cargo del proyecto, emitió un comunicado oficial donde declara que “este pronunciamiento ratifica lo expresado anteriormente en este proceso”, en alusión a un recurso de invalidación presentado por CGX, representantes chilenos de la empresa, en relación a la calificación hecha por el seremi anterior, Raúl Martínez. También agregó que el proyecto “cumplirá con los más altos estándares medio ambientales y con la nueva normativa de emisiones que será implementada en Chile“.

El abogado representante de la Junta de Vecinos de Totoral, Álvaro Toro, aseguró que en los próximos días presentará un recurso de protección en contra de la resolución del 15 de febrero, entregada por Baeza. “Los antecedentes de antes son los mismos que poseía el ex Seremi, quien hizo la resolución que lo calificó de ‘contaminante’. No hay ningún antecedente nuevo que permita cambiar el carácter del proyecto” sostiene Toro.

Por su parte los parlamentarios de la Concertación, miembros de la comisión de recursos naturales, ya anunciaron a través del PPD Enrique Accorsi que presentarán también un recurso de protección y revisarán la legislación actual, pues la partipación ciudadana es muy poco valorada en los procesos de calificación ambiental.

Además, el director ejecutivo de Oceana, Alex Brown, emplazó al gobierno al señalar que “esperamos que demuestren su liderazgo para impulsar cambios profundos a la política energética, rechazando proyectos altamente contaminantes, como Castilla”, después de afirmar que diversos estudios científicos demuestran el alto impacto que tendría esta iniciativa.

En este momento la Corema tiene un día hábil para definir cuándo sesionará para así votar la aprobación del proyecto. La directora ejecutiva de la Fundación Terram, Flavia Liberona, apunta a que “éste es un proyecto que ha surgido  de acuerdo al lobby de Batista. Esto, más Isla Riesco, que está destinada a abastecer esta Central y Huacoldo, creemos que es una decisión política y no técnica”.

Más Noticias

Más Noticias