La polémica gastronómica que desató la cena para Obama

Algunos consideran de mal gusto salir “pelando” un evento o comida donde han sido invitados. Sobre todo si se trata de uno tan exclusivo como la cena que ofreció La Moneda al Presidente de los Estados Unidos Barack Obama y su familia. Pero Marta Lagos no lo cree así. Es por eso que valiéndose de Twitter, dedicó la mañana a disparar contra el banquete ofrecido por Sofia Jottar en la casa de gobierno.  

Por:  Katherine Gallardo

Algunos consideran de mal gusto salir “pelando” un evento o comida donde han sido invitados. Sobre todo si se trata de uno tan exclusivo como la cena que ofreció La Moneda al Presidente de los Estados Unidos Barack Obama y su familia. Pero Marta Lagos no lo cree así. Es por eso que valiéndose de Twitter, dedicó la mañana a disparar contra el banquete ofrecido por Sofia Jottar en la casa de gobierno.

A las 19 horas de ayer comenzó la gala en honor a la visita de Barack Obama en La Moneda, la cual estuvo a cargo de la referida  banquetera. El menú era del tipo “en cuatro tiempos”, con productos escogidos de cada región de Chile. Entre los platos se contó con ostras, salmón, erizos, ostiones, locos, carne de wagyú, cordero, centolla, papayas y chirimoyas, entre otras variedades. 

Pero al parecer en la práctica la oferta no fue tan variada como constaba en el papel. Al menos así lo consignó la directora del centro de opinión pública Latinobarómetro, quien hoy a primera hora twitteó todo lo que se había guardado durante la cena. “El cocktail de La Moneda comenzó a las 7 pm y duro hasta las 9. Otras dos horas parada. Total cuatro horas. Ya no había tema. Luego, la comida se demoraron dos horas y media en servirla. Una comida de degustacion. Puros pedacitos chicos de cosas distintas”, afirmó en dos tweets de su cuenta @mmlagoscc.

“No tuve la sensación de estar comiendo un plato principal, nada estaba muy caliente, ni muy frio. Los sabores eran demasiados. Cuando se retira Obama como a las 11:30, no habían servido el postre. La mayor parte de la gente se fue sin postre. “Una amiga mia, aprovechó y se comio tres platos en vista que estaban todos servidos y se habían ido todos en esa mesa. ¡Era una gran oportunidad para comer postres!”, dijo mientras extendía al máximo los 140 caracteres que permite el servicio.

Luego, disparando directamente contra la banquetera Sofía Jottar, afirmó que “la elección fue fatal” y que debió contratar más mozos para que pudieran servir más rápido la comida. Ahí fue cuando la lluvia de replies se comenzó a sentir. Algunos la trataron de peladora, mientras Jorge Daccarett, esposo de Sofía Jottar y encargado de comunicaciones de la empresa de banquetes, le lanzó un comentario sarcástico: “Gracias, nos esforzamos mucho por hacer una cena increíble”.

Jorge Daccarett siguió defendiendose: “Teniamos 100 mozos, el servicio secreto nos puso todas las dificultades posibles para atender, detenía el servicio para pruebas”. Pero Marta Lagos no daba su brazo a torcer ahora que sabía que tenía la atención del encargado del banquete: “Para que quede claro, nosotros dos con Monseñor Bernardino Piñera nos volvimos a sentar en la mesa para comer el postre. Si quieres mi opinión, fueron demasiados sabores para saborearlos”.

“Gracias por tu lapidaria opinión … se ve que quedaste picada porque el Presidente se fue y no te pudiste comer tu postre”, remató Jorge Daccarett incluyendo en su @ a la economista.

Lagos se defendió diciendo que la de ayer no fue cualquier comida, ya que anoche le decían “la comida del emperador” y que estaba en todo su derecho de criticar una comida en La Moneda, “ya que la pagamos nosotros con impuestos”, afirmó para volver al trabajo y de paso anunciar que hoy almorzará un “rico arroz con huevo bien caliente”.

Más Noticias

Más Noticias