La preparación del comercio ante posibles aglomeraciones por compras navideñas

Las autoridades han optado por incrementar el aforo de personas que pueden estar dentro de las tiendas, con el fin de reactivar las ventas en la previa de las celebraciones de Navidad, medida que presentaría problemas en términos sanitarios.

La preparación del comercio ante aglomeraciones por compras navideñas
La preparación del comercio ante aglomeraciones por compras navideñas
Por:  Brenda Martínez

Empezó noviembre y los centros comerciales ya se preparan para las compras navideñas, que este año estarán marcadas por las precauciones para evitar aglomeraciones de público y eventuales contagios de coronavirus.

El avanzado desconfinamiento de las comunas de la capital y las principales ciudades de regiones ha permitido que crezca significativamente la movilidad, ya que muchos regresaron al trabajo presencial y otros aprovechan la apertura de los comercios no esenciales para realizar todo tipo de compras.

Así también se han ido aumentando las medidas que buscan reactivar el comercio, tomando en cuenta la emergencia sanitaria, como las informadas por el ministro de Economía, Lucas Palacios, el pasado lunes.

En concreto, Palacios explicó que los centros comerciales que se ubiquen en comunas que estén en la fase 4 o fase 5 del Plan Paso a Paso podrán recibir a más personas en sus tiendas. Es así como los locales podrán permitir el ingreso de un cliente por cada cinco metros cuadrados.

Mientras que los comercios que estén en zonas en las que rige la fase 1, 2 y 3 deberán seguir con la reglamentación de un cliente por cada 10 metros cuadrados.

“Tenemos que ir preparándonos con protocolos para ir generando nuevos puestos de trabajo, pero siempre cuidándonos y hasta el momento el aforo en todos los centros comerciales es de una persona cada 10 metros cuadrados y ahora para el paso 4 y 5, podrá ser una persona cada cinco metros cuadrados”, aseveró Palacios.

El secretario de Estado agregó que “eso significa que pequeños comercios van a poder abrir sus puertas y vamos a evitar que la gente se aglomere afuera. Esto implica mucha responsabilidad para locatarios y consumidores”.

Por su parte, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) celebró la  ampliación de los aforos para las compras navideñas, ya que en repetidas oportunidades alertaron sobre el “exceso de exigencias de nuestro país en la materia”, comparando la realidad nacional con otros países que han adoptado medidas para reactivar la economía.

“Consideramos esto de la mayor importancia, dado que los actuales aforos no permiten al comercio generar la reactivación que requiere, por lo limitado del ingreso de personas. Esto es especialmente relevante considerando la cercanía de Navidad y el consiguiente aumento esperado en la afluencia de consumidores”, señaló Carlos Soublette, gerente general de la CCS.

Refuerzo de medidas

Esta situación pondrá nuevamente a prueba las medidas sanitarias y preventivas tomadas por los malls en las comunas que concentran gran cantidad de comercio, como Santiago y Providencia.

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, contó a EL DÍNAMO que mantendrán y reforzarán las medidas para fomentar el distanciamiento social en los comercios, y así evitar grandes aglomeraciones y una posible alza en los contagios.

“Ahora que se acercan las ventas navideñas vamos a continuar en esa línea. Por ejemplo, todos los locales comerciales deben tener una zona de espera segura demarcada de acuerdo a la ordenanza y un aforo máximo de clientes en su interior”, indicó Alessandri.

El jefe comunal recalcó que en los locales ubicados en el centro de la capital deben permitir el ingreso solo de personas que utilicen mascarilla, controlar la temperatura con un termómetro y preocuparse de mantener una distancia de al menos un metro y medio. “La mayoría de los locales cuenta con facilitadores para hacer cumplir estas medidas”, complementó.

“El llamado a nuestros vecinos y a quienes optarán por los locales del centro es a programar y venir antes del mediodía a realizar sus compras para evitar aglomeraciones, porque en ese horario hay menos afluencia de público en los locales”, recomendó Alessandri.

En la misma línea, la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, contó a este medio que aumentarán el equipo de fiscalización que recorra las calles para detectar a quienes no estén respetando las medidas sanitarias.

“Tal como lo hemos realizado en las primeras etapas de apertura del comercio, estaremos en terreno para evitar mayores aglomeraciones en las compras navideñas”, advirtió Matthei.

La alcaldesa argumentó que “cada año hacemos esta labor en conjunto con Carabineros, pero este 2020, debido a la pandemia, doblaremos nuestros esfuerzos para seguir colaborando en el control de la pandemia y también en la seguridad que se requiere en estas fechas”.

El efecto 10% en las compras navideñas

El rápido avance del proyecto impulsado por diputados de la oposición que propone un nuevo retiro del 10% de los fondos de las AFP, también asoma como un factor para aumentar la capacidad de personas que puedan estar dentro de una tienda, anticipando el aumento en las compras.

Esto, debido a que un 80% aseguró que retiraría por segunda vez dinero de sus fondos previsionales, según la más reciente encuesta de Plaza Pública Cadem.

“Salga la plata de donde salga, genera una reactivación económica, se genera una mayor movilidad del consumo doméstico”, indicó el titular de la cartera de Economía.

Pese a esto, Palacios lamentó que el dinero que motive esta “reactivación económica” salga de los fondos de pensiones, que a su juicio ya fueron afectados por el primer retiro.

“No da lo mismo de qué bolsillo se saca la plata, a mi juicio, del peor bolsillo que puede salir la plata es de las pensiones”, recalcó el ministro.

¡Atención, compradores!

Tal y como lo han expuesto las autoridades, el trabajo de evitar contagios depende también del comportamiento de las comunidades, por lo que se llama a las personas a preferir las compras por medios digitales y así evitar exponerse a lugares en los que se registren aglomeraciones.

No obstante, hay quienes por diversos motivos prefieren el comercio presencial, por lo que deben prestara atención para no incurrir en actividades que faciliten el contagio.

Claudio Castillo, académico del Magister en Salud Pública de la Usach, explicó que la época de la Navidad puede ser muy compleja para el país, dado que probablemente vamos a vernos expuestos a temperaturas más elevadas, lo que hace más difícil que se sigan las medidas sanitarias.

“El uso de las mascarillas, por ejemplo, hay personas que no creen que se van a complicar la existencia usando mascarillas con calor. Además está el problema de las aglomeraciones, lo que dificulta el trabajo de trazabilidad en caso de contagios”, explica el especialista.

Asimismo, Castillo sostiene que existen factores de riesgo en elementos comúnmente utilizados en las tiendas con el fin de capear un poco las altas temperaturas, como los aire acondicionado y ventiladores, ya que estos permiten que se dispersen en un espacio cerrado las pequeñas partículas o gotas de saliva.

El académico de la Usach alertó que el país está sumergido en lo que se conoce como un período de meseta, el que básicamente señala que están medianamente estables las cifras, y que por la experiencia en otros países estaríamos próximos a una segunda ola de contagios.

“En Europa hubo 14 semanas, aproximadamente,  de tranquilidad en una meseta muy baja. Nosotros estamos en una meseta alta – en alrededor de 1.400 casos- con una leve tendencia al alza en los últimos días. Es por esto que se vislumbra que será una época compleja, por lo que la autoridad sanitaria debería mantener las medidas de prevención”, agregó Castillo.

El médico concluyó que se debe mejorar la comunicación de riesgo, “en términos de prepararnos para mantener los protocolos de precaución, de prevención tomando en cuenta lo que pasa en Europa, que es un adelanto de lo que podría ocurrir en nuestro país”.

Más Noticias

Más Noticias