La reflexión de Alejandro Guillier tras su derrota: “Sería un error histórico caer en recriminaciones y disputas”

El ex candidato presidencial aprovechó la ocasión para recordar la teoría del "fraude electoral" que acusó Piñera en primera vuelta, donde denunció que existían votos marcados en favor de Beatriz Sánchez y Guillier.

La reflexión post derrota de Guillier: "Sería un error histórico caer en recriminaciones y disputas"
La reflexión post derrota de Guillier: "Sería un error histórico caer en recriminaciones y disputas"

El senador Alejandro Guillier dio a conocer una carta pública donde reflexiona sobre lo ocurrido en la segunda vuelta presidencial, que coronó la vuelta de Sebastián Piñera a La Moneda.

El ex candidato presidencial aprovechó la ocasión para recordar la teoría del “fraude electoral” que acusó Piñera en primera vuelta, donde denunció que existían votos marcados en favor de Beatriz Sánchez y Guillier.

“Con un genuino orgullo podemos decir, y así lo reconoce el mundo entero, que una vez más dimos ejemplo de madura convivencia, de ser un país civilizado, porque los chilenos hemos aprendido que con el poder del voto somos capaces de dirimir nuestras diferencias. Lejos quedó aquella versión que buscó poner en duda la transparencia y seriedad de nuestro sistema electoral“, expresó.

Pero el parlamentario también tuvo palabras para el presente que enfrenta el oficialismo, con partidos debilitados y renuncias de militantes -como la DC- recordando que “cuando asumí este desafío presidencial, lo hice con plena consciencia del difícil momento que vivía nuestra coalición, sus partidos y también nuestro gobierno. Lo enfrenté con la convicción de que no podía restarme. Entendí que teníamos que dar la pelea y supe en ese momento, y lo tengo más claro ahora, que mi participación como independiente en esta alta responsabilidad era un gesto por la renovación de la política, en tanto estilos e ideas”.

Junto con ello, espera que lo sucedido en las urnas “no aliente entre nosotros recriminaciones inconducentes, disputas internas, o soluciones fáciles de reingeniería política. Sería un error histórico caer en ello, pues solo nos alejaría más de la ciudadanía, e imposibilitaría la necesidad que hoy tenemos de actualizar nuestro pensamiento estratégico, y avanzar en buenas prácticas políticas, que coloquen por delante la austeridad, la amistad cívica, la transparencia y la vocación de servicio”.

Guillier dejó en claro que las propuestas y reformas promovidas por el Gobierno “no han han sido derrotadas. Lo que fue derrotado fueron nuestros estilos de hacer política, nuestra falta de unidad. Nosotros logramos que Chile cambiara y de ahí emergió un nuevo país, y es ahora nuestra obligación construir una nueva política que se haga cargo de esta realidad”.

Así, trabajará “por una nueva política centrada en la ética, promover la unidad del país, a través de la promoción de todo aquello que vaya en favor de los grandes anhelos de crecimiento, derechos sociales e igualdad entre los chilenos y las chilenas, y a colaborar activamente a renovar el progresismo, en ideas, liderazgos y formas, para tomar con fuerza en el futuro las banderas que Chile ha de levantar”.

Más Noticias

Más Noticias