Las cuestionadas movidas tributarias que usó Alejandro Guillier en su carrera televisiva

A través de una sociedad, la que fue mutando con los años, el periodista prestó servicios no como particular o trabajador, sino como si fuese una empresa, lo que le permitía tributar un 20% de sus ingresos, versus un 40% que habría tenido que destinar en impuestos. La figura es calificada cuando menos como “elusión” por expertos en la materia.

Las cuestionadas movidas tributarias que usó Alejandro Guillier en su carrera televisiva
Por:  El Dínamo

A lo largo de la carrera televisiva de Alejandro Guillier ha pasado por TVN, Chilevisión y La Red. Los contratos que firmó con estos canales habrían sido, según publica la unidad de investigación de Radio Bío-Bío, con una sociedad, y no con el periodista como trabajador particular.

Sociedad de Profesionales Guillier y Farga Limitada fue conformada el 22 de octubre de 1993, y que al suscribir contratos con ésta, y no contratar al periodista, permitió que de los ingresos considerados para el ahora senador se tributaran 20% de las utilidades. Si hubiese sido en un régimen laboral “normal”, antes de la entrada en vigencia de la reforma tributaria del 2015 la cantidad de impuestos pagados por Guillier habrían ascendido a cerca de un 42%.

Esta figura, según el ex director del Servicio de Impuestos Internos, Michel Jorratt, “cuando menos es elusión (…) pero yo creo que esto es derechamente evasión, pues la ley es clara: las rentas del trabajo se gravan con el impuesto de segunda categoría. Aquí estamos hablando de una persona que realiza un trabajo, que no requiere capital, que además cumple un horario y tiene todas las obligaciones de cualquier trabajador dependiente. Entonces, él arma una sociedad, por ejemplo, con su esposa y sus hijos, que a lo mejor todavía están en el colegio, para hacerle creer al Fisco que los ingresos provienen de un servicio prestado por esa sociedad”.

Uno de los riesgos de utilizar esta figura es que se hagan pasar por gastos personales como elementos “vitales” para el funcionamiento de la “empresa”: facturar en su nombre en restaurantes, supermercados, entre otros gastos particulares.

La figura además ha sido ampliamente utilizada por otras figuras televisivas, y el Servicio de impuestos Internos la fiscalizó en el 2013, e incluso cursó liquidaciones en algunos casos. Justo en esa época Guillier salió de la televisión.

En el reportaje se mencionan una serie de “omisiones” de Guillier, a nivel de Currículum. Por ejemplo, en su sitio web oficial omite que trabajó como director de la Escuela de Periodismo de la Universidad Mayor, investigada por posible lucro, indagatoria que aún estaría en curso.

También se menciona la participación del senador como rostro de las Isapres en el 2006, o su paso por el directorio de BHP Billinton (donde se menciona que entre 2003 y el 2013 recibió una remuneración bruta total cercana a los 9 millones, o promedio un millón anual).

También afirman que Guillier era parte de los entrenamientos para ejecutivos a nivel de expresión para ejecutivos y empresarios, labor que habría realizado para Imaginacción, del lobbysta Enrique Correa.

Guillier no contestó consultas respecto de estos temas para la citada nota.

Más Noticias

Más Noticias