Las diferencias entre el primer y segundo brote del coronavirus en La Araucanía

La región presentó un récord de casos nuevos de COVID-19 durante octubre, con cifras por sobre lo marcado en abril, cuando la zona vivió momentos críticos.

Las diferencias entre el primer y segundo brote del coronavirus en La Araucanía
Las diferencias entre el primer y segundo brote del coronavirus en La Araucanía

La Región de La Araucanía presentó durante el jueves un récord en sus casos diarios de coronavirus, con 201 nuevas infecciones, en la confirmación de un nuevo brote de la enfermedad que causó una crisis en la zona entre los meses de marzo y abril.

El área fue una de las primeras en recibir el golpe del COVID-19 en el país. Desde el viaje de un infectado desde Santiago hasta los contagios que afectaron a casi todo el gobierno local, la región había logrado estabilizar su situación por varios meses, a tal nivel que entró en la fase de Apertura Inicial del plan Paso a Paso, lo que se tradujo en que se levantaron varias de las restricciones sanitarias vigentes en el resto del país.

Pero desde fines de septiembre, varias comunas comenzaron a subir en sus cifras de contagio, especialmente en sectores rurales.

Temuco es la ciudad con más infecciones y casos activos, siendo seguida por Villarrica, comuna que durante todos estos meses de pandemia jamás pasó por ningún confinamiento y que ahora tendrá que enfrentar una compleja cuarentena.

Los dos brotes de COVID-19

El primer brote de coronavirus en la Región de La Araucanía tuvo hitos que llamaron la atención. El primero fue el llamado “Paciente 31” que vulneró su cuarentena en Santiago. El otro es lo ocurrido con la ex seremi de Salud, Katia Guzmán, quien fue acusada de expandir el virus entre diversas autoridades regionales, y que terminó en una investigación judicial en donde fue sobreseída definitivamente.

Los meses de marzo y abril fueron duros para la zona. El día 8 de abril se marcó el peak de contagios con 57 casos nuevos. Los hospitales locales enfrentaban situaciones complejas y el virus estaba entrando en recintos médicos y hogares de ancianos.

Por aquellos días, las cifras de fallecidos totales eran similares a las de la Región Metropolitana, que aún no había recibido de lleno el impacto de la pandemia. La muerte tocó a muchos, entre ellos al arquero Johnny Herrera y al atleta Gabriel Kehr, quienes perdieron a su madre y abuela, respectivamente, debido al contagio con SARS-CoV-2.

Hacia el mes de junio las cuarentenas de las diversas comunas se fueron bajando. La situación general de la zona era tan buena que el 27 de julio se decretó el paso de la región completa a la fase de Apertura Inicial dentro del plan Paso a Paso. Con esto se pudieron reabrir restaurantes, cines y otros establecimientos no esenciales.

Tras un mes de agosto estable, La Araucanía comenzó a detectar los primeros signos de rebrote del coronavirus, especialmente en las dos últimas semanas. Finalmente, varias comunas debieron retroceder a la etapa de transición (con cuarentena los fines de semana) o a un confinamiento total, como Ercilla, Teodoro Schmidt, Loncoche, Carahue, Puerto Saavedra y Villarrica.

El avance post dieciochero

Las Fiestas Patrias marcaron un antes y un después para las comunas de La Araucanía que están sufriendo con el segundo brote de coronavirus. Aunque el ministro de Salud, Enrique Paris, planteó que el plan “Fondéate en tu casa” fue un “éxito” a nivel nacional, en el área no habría tenido los mismos efectos.

Así lo cree el alcalde de Villarrica, Pablo Astete (RN), quien afirmó que durante las celebraciones dieciocheras hubo un cierto “relajamiento” en las medidas de prevención entre algunos ciudadanos.

“Hubo una gran cantidad de brotes en sectores rurales, especialmente después de Fiestas Patrias y con la declaración de la fase 4. Esto nos sorprendió, porque los brotes aparecieron de forma brusca”, aseveró la autoridad comunal a EL DÍNAMO.

Astete afirmó además que si bien habían tomado todas las acciones preventivas, nunca habían retrocedido al confinamiento. “Pasados de la fase 4 a la transición y luego a la cuarentena. Esto será nuevo para nosotros y debemos trabajar para controlar el aumento de casos”, añadió.

Por la capacidad hospitalaria, el alcalde señaló que “afortunadamente” su zona aún no ha sufrido un impacto con el aumento de casos, situación que no sería tan positiva en el resto de la región, donde las autoridades reconocieron que existe una ocupación del 95% de las camas críticas, con más de 100 pacientes internados por COVID-19.

Más Noticias

Más Noticias