Lo que Obama no verá de Chile

Mientras las imágenes del terremoto en Japón nos hacen recordar lo vivido por nosotros hace un año, en Chile nos preparamos para la primera visita del Presidente Barack Obama en su gira latinoamericana. Porque Chile no es tan conocido por los estadounidenses o los Obamas, es que ofrezco esta presentación no oficial sobre lo que el Presidente debería oír y observar en su visita oficial.

Por:  El Dínamo

Mientras las imágenes del terremoto en Japón nos hacen recordar lo vivido por nosotros hace un año, en Chile nos preparamos para la primera visita del Presidente Barack Obama en su gira latinoamericana.


Porque Chile no es tan conocido por los estadounidenses o los Obamas, es que ofrezco esta presentación no oficial sobre lo que el Presidente debería oír y observar en su visita oficial.



Muchos de nosotros hemos escuchado el discurso retórico sobre las oportunidades y esperanzas que caracterizaron la campaña de Obama. Seguimos su desarrollo muy de cerca, mucho más de lo que ustedes quizás nos siguen a nosotros. Como somos chilenos orgullosos de trabajar por el desarrollo social del país luego de dos décadas en dictadura, es que algunos economistas ven a Chile como una historia de éxito, pero la verdad es que continuamos siendo un país de profundas contradicciones.



Por ejemplo, el mundo entero parecía celebrar el rescate milagroso de los 33 mineros atrapados en la mina San José. El Presidente Sebastián Piñera estuvo en el lugar del desastre manteniendo el espíritu en alto y empatizando con los mineros y sus familias.



Pero lo que los medios no reportearon es que solo cinco meses después 11 mineros murieron en accidentes similares en nuestro país. Como muchos otros trabajadores chilenos, los mineros no tienen convenios ni protección por parte de la regulación del gobierno, por lo que deben trabajar en condiciones muy peligrosas.




La economía de Chile ha crecido más de un 5% anual durante los últimos 17 años y aún estamos en el ranking de los 15 países del mundo con más desigualdad. El último quintil de la fuerza de trabajo gana 12 veces menos que el primero. Esto mientras el 10% más rico gana 46 veces más.



La desigualdad en las oportunidades educacionales también sigue siendo un gran problema. Sólo el 19% de los chilenos más pobres tiene acceso a una mejor educación, mientras que el 93.3% de los jóvenes de familias acomodadas puede hacer estudios superiorres. Eso además de que aún tenemos discriminación racial y étnica.



Michelle Obama seguramente sabe que Chile es uno de los pocos países en el mundo que ha tenido una mujer electa presidenta, Michelle Bachelet. Pero lo que no debe saber es que en Chile las mujeres sólo representan el 41% de la fuerza de trabajo, el ránking más bajo de América Latina, con un 49% de mujeres bajo la línea de pobreza.



Vía A view from the ‘other’ Chile en Miami Herald


Más Noticias

Más Noticias