Los cinco grandes acuerdos a los que convocó Sebastián Piñera en su primer discurso en La Moneda

"Chile somos todos y no sobra nadie, salvo el odio, la maldad, la intolerancia y la violencia”.

Los cinco grandes acuerdos a los que convocó Piñera
Los cinco grandes acuerdos a los que convocó Piñera

Fue cerca de las 21 hrs. cuando Sebastián Piñera, desde uno de los balcones de La Moneda que da a la Plaza de la Ciudadanía, se dirigió a todo el país con uno de sus primeros discursos tras haber recibido la banda presidencial de parte de Michelle Bachelet en el Congreso.

“El gobierno que hoy inauguramos será un gobierno que buscará siempre la unidad entre los chilenos. Que reemplazará la errónea lógica de la retroexcavadora y el enfrentamiento por la sana cultura del diálogo, los acuerdos y la colaboración”, señaló el mandatario en primera instancia.

Agregó que “siempre debemos recordar esa gran lección de nuestra historia: Cada vez que nos hemos dividido, hemos cosechado nuestras más amargas y dolorosas derrotas. Y cada vez que nos hemos unido, hemos conquistado nuestras más nobles y hermosas victorias”.

En medio de sus palabras, Piñera convocó principalmente a los parlamentarios a lograr cinco grandes acuerdos “para avanzar con un verdadero sentido de urgencia y construir sobre roca”.

El primero de ellos tiene que ver con la infancia, del que ya había dado luces horas antes durante su primera actividad como Presidente, cuando visitó la Fundación Padre Semería, organización colaboradora del Servicio Nacional de Menores (Sename). A él se suman otros cuatro: seguridad ciudadana; una salud oportuna y de calidad; la paz en La Araucanía y, finalmente, “para alcanzar el desarrollo y derrotar la pobreza, durante los próximos ocho años”.

“Hace casi 30 años, con unidad, fe y esperanza, los chilenos realizamos con éxito la primera transición: la transición hacia la libertad y la democracia. Pero esa transición ya es historia y pertenece al pasado. Hoy los chilenos, con esa misma unidad, fe y esperanza, debemos emprender una nueva transición: la transición hacia un Chile desarrollado, sin pobreza y con oportunidades para todos”, puntualizó.

En ese sentido, agregó que “en las grandes tareas que tenemos por delante les puedo asegurar que todos podremos aportar: el gobierno y la sociedad civil, los que nos apoyaron y quienes tomaron otras opciones, los que nacieron en Chile y quienes han venido a nuestra patria por una vida mejor (…). Porque Chile somos todos y no sobra nadie, salvo el odio, la maldad, la intolerancia y la violencia”.

Más Noticias

Más Noticias