Lucha de clases: Mató a su jefe porque lo invitó a cenar y le sirvió muy poca comida

Los hechos ocurrieron en Vilcún. El autor del homicidio había sido condenado a 15 años de prisión, pero se fugó de la cárcel y fue recapturado hoy.

Por:  El Dínamo

Esta publicación está dedicada, y puede quizá salvarle la vida, a todos los jefes de este país.

Tome nota, no es tan complicado: Si va convidar a una cena a sus trabajadores, no sea amarrete con la cantidad. Si el dicho es simple y sabio: guatita llena, corazón contento. Todos felices.

Porque exactamente lo contrario ocurrió en Vilcún, IX región. Carlos Sáez llegó junto a sus colegas con los cuales trabajaba en un fundo de la zona, a la casa del jefe, que prometió auspiciar con un asado a sus trabajadores. Sáez llegó a la cita con hambre.

Los hechos tomaron un vuelco hacia lo sangriento cuando Sáez consideró que le habían servido muy poca comida en su plato. Enfurecido, le reclamó al jefe. No satisfecho con la respuesta del empleador, el hombre, envuelto en furia, tomó un cuchillo, se abalanzó sobre el dueño de casa y lo mató a puñaladas. Un colega que intentó detenerlo resultó seriamente herido también.

Los hechos, ocurrido el año 2008, le valieron a Sáez una condena de 15 años de cárcel por el delito de homicidio y homicidio frustrado. Pero el 2014, el hombre logró arrancar de la cárcel de Temuco y hasta hoy estuvo trabajando en Santiago de camionero. Este jueves fue detenido PDI y pasara en horas de la tarde a control de detención.

Más Noticias

Más Noticias