Ministros de la Corte Suprema rechazan declaraciones de Hernán Larraín y descartan inclinación política de jueces

El ministro aseveró en el cónclave de la UDI que "en los últimos años, cuatro años hemos tenido gobierno de derecha y 24 años gobiernos de izquierda. Y como los ministros de Justicia son los que nombran a los jueces, el resultado es dos más dos”.

Ministros de la Suprema descartan inclinación política
Ministros de la Suprema descartan inclinación política

Durante el cónclave de la UDI celebrado el sábado, el ministro Hernán Larraín vinculó a los jueces con la ideología de izquierda, lo que fue rechazado tajantemente por miembros de la Corte Suprema.

“Si miran y analizan la estructura de los jueces se van a dar cuenta de que la mayoría de los jueces son de izquierda. ¿Y por qué? Porque en los últimos años, cuatro años hemos tenido gobierno de derecha y 24 años gobiernos de izquierda. Y como los ministros de Justicia son los que nombran a los jueces, el resultado es dos más dos”, declaró en ese entonces.

A raíz de sus declaraciones, el ministro y expresidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, aseguró que lo declarado por el secretario de Estado “no es cierto”. “Cada uno tendrá su opinión, pero los jueces estamos exentos de política. No participamos en asuntos políticos. Hay tendencias, pero una cosa organizada jamás”, agregó al diario La Tercera.

A sus palabras se sumó su par Lamberto Cisternas, quien sostuvo que se desconoce la ideología de los jueces “porque ellos se dedican a administrar justicia”, y aseguró que no maneja “ese dato que el señor ministro de Justicia tiene”.

“Cada vez que tengo que votar por alguien no lo hago por consideraciones políticas. La política tiene que permear al mundo judicial, religioso, entre otros, pero no tiene una influencia a lo menos relevante”, puntualizó.

En tanto, otro ministro, quien no quiso revelar su identidad, afirmó que “sin perjuicio de que todos podemos tener un pensamiento político -somos ciudadanos y votamos-, no significa que eso se refleje en nuestras resoluciones judiciales”. A ello, agregó que “el sistema, tras la Reforma Procesal Penal, de por sí es garantista, pero para todos los intervinientes, no solo para los imputados”.

Álvaro Flores, presidente de la Asociación de Magistrados, manifestó que las palabras de Larraín son “desafortunadas”, pero entendió “la lógica bipolar con que el ministro y su sector pueden ver la realidad, pero no la compartimos”.

“Creo que sus declaraciones le hacen daño a la magistratura, porque intenta estigmatizar a un conjunto de jueces que en rigor disponen de la imparcialidad y la independencia como un capital fundamental para el ejercicio de la función. Utiliza (Larraín) un recurso muy reduccionista de la realidad”, aseguró.

Más Noticias

Más Noticias