Minsal y objeción de conciencia: “De no hacer esos cambios, 700 mujeres podrían fallecer”

"No ha existido, ni existe, ni existirá la voluntad de cambiar ni la ley, ni el reglamento sobre el cual ya se ha pronunciado el Parlamento”, indicó Emilio Santelices.

Minsal: "Sin cambio a objeción de conciencia, 700 mujeres podrían fallecer"
Minsal: "Sin cambio a objeción de conciencia, 700 mujeres podrían fallecer"

Emilio Santelices, ministro de Salud, explicó los cambios al protocolo de objeción de conciencia en la ley de interrupción del embarazo en tres causales, señalando que “no ha existido, ni existe, ni existirá la voluntad de cambiar ni la ley, ni el reglamento sobre el cual ya se ha pronunciado el Parlamento”.

Santelices sostuvo que esta modificación no pondrá en riesgo la atención de pacientes, junto con descartar que haya respondido a las presiones de las clínicas privadas para introducir este cambio.

“No era posible generar un escenario de incertidumbre para las familias chilenas y, particularmente, para las mujeres por la indefinición y falta de coraje de parte de la autoridad y eso, este Ministro no está disponible para hacerlo y prefiere recibir las observaciones poco informadas de muchos, pero dar la cara y explicarle a la población que la inspiración, y la que siempre va a regir en este Ministerio, será de salvaguardar la vida de todos aquellos que la vean en riesgo”.

Junto con ello, el titular del Minsal recalcó que “estamos ocupados en poder implementar de la manera más rigurosa y estricta posible, el reglamento de esta ley a objeto que ellas, cuando se vean afectadas y con esta necesidad de hacer uso de estos servicios, lo puedan hacer en las mejores condiciones clínicas, sanitarias y humanas”.

El secretario de Estado dejó en claro que la intención de esta modificación es salvaguardar la vida de las mujeres que enfrenten estas situaciones.

“Año a año, entre 600 y 700 mujeres tienen que ser trasladadas al sistema privado a unidades de neonatología, para poder resolver problemas críticos que son de vida o muerte, tanto para ellas como para los recién nacidos. De no realizarse estos traslados, dado que nuestro sistema carece de 900 camas de neonatología, estas mujeres y sus hijos podrían fallecer”, argumentó.

Más Noticias

Más Noticias